Milpa Alta abre sus puertas a los visitantes de la Feria del Mole

*Durante 23 días comerciantes de Atocpan ofrecerán variedad de platillos

México, 1 Oct (Notimex).- Este sábado iniciará la Feria Nacional del Mole, en la que los visitantes podrán disfrutar de este exquisito platillo en sus diferentes presentaciones, desde adobo, pipián hasta el tradicional negro o poblano.

En la edición 40 de este año, que se llevará a cabo del 1 al 23 de octubre, el poblado de San Pedro Atocpan espera recibir a más de 600 mil visitantes de la Ciudad de México y de otros estados de la República.

Esta fiesta ya es toda una tradición en esa comunidad de la delegación Milpa Alta y tiene como objetivo promocionar y fomentar la comercialización de ese producto típico de la región.

De acuerdo con el gobierno local, este sitio se ha consolidado en la Ciudad de México como productor y comercializador de mole, industria en la que se emplea a casi 90 por ciento de los habitantes de esa población.

Al año en San Pedro Atocpan se producen alrededor de tres mil 650 toneladas de mole, cifra que representa 60 por ciento de la producción total que se consume en el país.

En esta feria, el más demandado es el almendrado, aunque también se podrán degustar o adquirir otros como el poblano, verde, pipián y adobos, en polvo o pasta.

También se ofrecerán platillos como enchiladas, tamales, romeritos, conejo, guajolote, pollo, pato, entre otros.

Este evento también tiene como objetivo que los propios productores, de la zona rural de la Ciudad de México, sean quienes ofrezcan de manera directa sus mercancías al consumidor, sin intermediarios en espacios y plazas públicas.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), Rosa Icela Rodríguez, señaló que el 90 por ciento de las familias de San Pedro Atocpan se dedica a la elaboración y venta de mole en sus diferentes presentaciones.

Como parte de su programa Consume Local CDMX, una campaña para invitar a la población a consumir lo que se produce en el campo de la Ciudad de México, ya que dadas sus características demográficas, existe un mercado importante, amplio y ávido de productos naturales, en particular de productos orgánicos, frescos y sin procesar.

Con este proyecto se busca beneficiar a productores y algunos artesanos con la apertura de puntos de venta. También se tratará que conviertan su actividad productiva, en actividad comercial y de esa forma mejoren sus ingresos.

Además se buscará aumentar la eficacia llevando a cabo actividades colectivas o de cooperación y promoviendo la comercialización en colectivo, a fin de que se logren acuerdos de precio final, con lo que se protegerá a productores, por un lado, y se beneficiará a consumidores con precios justos y calidad en los productos, por medio de venta directas a minoristas y particulares.

También podría gustarte