México tiene un padrón de 52.6 millones de contribuyentes: SAT

Guadalajara, 25 Jun (Notimex).- El jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, informó que en México el padrón de contribuyentes asciende a 52.6 millones al mes de abril del 2016, lo que representa siete veces la población de Suiza.

Al impartir la ponencia “Auditorías electrónicas y buzón tributario” a estudiantes de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) y a contadores públicos, el funcionario habló sobre los últimos avances que el servicio de recaudación ha tenido sobre contabilidad electrónica, auditoría y otros cambios en el sistema tributario.

Durante el ciclo de conferencias “Auditorías electrónicas para 2016”, organizado por la Facultad de Contaduría Pública de la UAG y por el Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Núñez destacó que el sistema que hoy ha tomado México en términos de recaudación electrónica ha llegado para quedarse.

“La contabilidad electrónica llegó para quedarse. Nos hemos empezado a normalizar y todavía falta vivirlo en muchos casos. Hemos entrado a esta dinámica imperante en el mundo; en el caso de nuestro país hace falta mucho por hacer, pero este sistema se va a quedar”, señaló.

El jefe del SAT admitió que es difícil para una oficina gubernamental como la suya (con una plantilla de personal limitada que usa mecanismos y procedimientos que necesitan actualizaciones), poder dar un servicio eficiente y vigilar el correcto cumplimento de las obligaciones fiscales de todo el país.

Por su parte, el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Luis Alberto García Sánchez, resaltó que la realización de las primeras 15 mil auditorías electrónicas en México para este 2016 colocará al país en el estándar internacional.

También manifestó que el reto de este año, para los contadores, es lograr la eficiencia en el servicio a sus clientes ante los nuevos sistemas de recaudación de impuestos del gobierno federal y las diferentes plataformas electrónicas que se lanzarán en el futuro para cumplir este objetivo.

“Los contribuyentes reclaman eficiencia y nos depositan su confianza. A pesar de todos los cambios, los contadores están dispuestos a adaptarse a los nuevos retos y convenceremos a los ciudadanos para que contribuyan y entren en este sistema. Creemos que la tecnología es buena pero es mejor si va a acompañada de ética”, mencionó.