México tiene cultura de conservación en paisaje cultural: Nuria Sanz

* La representante de UNESCO-México ofrece charlas en simposio “Museos y Paisajes”

México, 23 May (Notimex).- México posee una cultura de conservación de paisajes culturales y jardines históricos, no solo en cuestión estética, sino también en cuanto al mejoramiento de ciudades, aseguró hoy aquí Nuria Sanz, directora y representante de la UNESCO en el país.

Durante su participación en el simposio “Museos y Paisajes”, en el Antiguo Palacio del Arzobispado en el Centro Histórico de esta ciudad, subrayó que México ha sido un parteaguas y ejemplo para América Latina.

“Hay un parteaguas en la lista de Patrimonio Mundial porque desde el 2006, que se hizo una nominación del pasaje agavero en las antiguas industrias de tequila en Jalisco, fue un parteaguas importante para hacer los expedientes de candidaturas de otros paisajes en el mundo como en el caso de la zona cafetalera en Colombia”, dijo.

De acuerdo con Sanz, tras esa nominación, este país inscribió a las Cuevas Prehistóricas de Yagul y Mitla en Oaxaca, el cual “el gobierno de México decidió ampliar su superficie territorial e inscrita por encima de lo que decía ICOMOS internacional, en el entendido de que era mejor preservar una unidad de superficie más amplia para incluir todo el territorio originario de cazadores recolectores”.

“Esas dos dimensiones han dado la pauta para muchas de las cosas que se han realizado en América Latina, incluso denominaciones como Río de Janeiro con una mayor complejidad entre en el mundo como paisaje cultural. México ha hecho muy bien las cosas, los expedientes de candidatura son ejemplos para otros países”, dijo la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en México.

Sanz recordó que en el mundo existen un total de 88 paisajes culturales según la lista de patrimonio cultural de la UNESCO, entre los que destacó: Papahanaumokuakea, situado a 250 kilómetros al noreste del archipiélago principal de las islas Hawái.

También los Viñales en Cuba, los cuales dijo han perdido su forma original y productividad, debido a terremotos; de igual forma, citó el Paisaje Cultural del café de Colombia; los paisajes cariocas entre la montaña y el mar en Río de Janeiro, así como la ciudad de Bam, situada en una región desértica del extremo sur de la meseta iraní.

“Todo lo que ocurre en Oaxaca con los paisajes de hongos, la cultura del chocolate, no todo tiene que ser reconocido por la UNESCO, sin embargo, los que ya han sido inscriptos sirven de acicate y así se reproduzcan un poco sus maneras de la integralidad de la conservación. (En México) Hay una cultura y se sigue avanzando en la reflexión de los paisajes culturales”, señaló.

Tras una definición sobre paisaje cultural, comentó que cuando se habla de paisaje cultural, se habla de lo ecológico, económico y social, “no es solo una categoría patrimonial, sino de calidad de vida”.

Nuria Sanz indicó que los paisajes “han servido para entender que ni lo más grande, antiguo, bonito y visible, es aquello que puede tener un valor universal excepcional”.

Finalmente, destacó que la lista de patrimonio mundial de la UNESCO continúa avanzando de una forma especial en atender los paisajes culturales, sobre todo “después de lo que pasó en México, en Tequila”.

También podría gustarte