México ofrece ante ONU cooperación técnica para fondo global de paz

Por Maurizio Guerrero. Corresponsal

Naciones Unidas, 21 Sep (Notimex).- México contribuirá al Fondo de Consolidación de la Paz de Naciones Unidas con asistencia técnica en programas en los que tiene amplia experiencia, anunció hoy aquí la secretaria mexicana de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu.

En una reunión de alto nivel, explicó que la cooperación que ofrece México a los países que se benefician del Fondo será dirigida a áreas como infraestructura, energía, transporte, agua y saneamiento, así como para desarrollar estrategias contra el cambio climático.

“México tiene el compromiso de aumentar la escala de su cooperación a los países beneficiarios del Fondo de Consolidación de la Paz, particularmente en programas y proyectos de valor estratégico como infraestructura, energía, transporte, agua y saneamiento”, ofreció.

En el acto, inaugurado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Ruiz Massieu añadió que México impulsará también programas para “fortalecer las capacidades en la planificación y gestión de riesgos para la adaptación y mitigación al cambio climático”.

La reunión de alto nivel —que México copresidió junto con Kenia, Holanda, Corea del Sur, Somalia, Sri Lanka, Suecia y Reino Unido— tuvo como objetivo aumentar la contribución y el número de países donantes para que el Fondo continúe sus labores por la paz sostenible.

A diferencia de otros esfuerzos del sistema de Naciones Unidas, el Fondo de Consolidación de la Paz busca la prevención de los brotes de violencia, así como evitar el escalamiento, la continuación y la recurrencia de conflictos, al invertir en sus causas-raíz.

La intención del Fondo es recabar 300 millones de dólares, amén de las contribuciones técnicas, para el bienio 2017-2019, lo que representa una fracción mínima de los 34 mil millones de dólares que la ONU gastó el año pasado en operaciones de mantenimiento de la paz y en ayuda humanitaria.

Creado en 2006, el Fondo de Consolidación de la Paz apoya proyectos en más de 25 países con el enfoque único de invertir rápidamente en zonas que otros inversionistas considerarían demasiado riesgosas para invertir, en zonas inestables, en riesgo o descendiendo ya a la violencia.

Los esfuerzos del Fondo, tal como señaló Ruiz Massieu, se enmarcan también en los esfuerzos de la ONU para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, además de que constituyen el inicio de un cambio de paradigmas en torno a los conflictos: prevenir en vez de mitigar.

“Resulta imperativo crear un nuevo paradigma para la paz. No se trata sólo de un cambio de terminología, sino de una forma verdaderamente distinta de entender, construir y practicar la paz”, explicó Ruiz Massieu.

Expresó que este nuevo paradigma debe basarse en la seguridad y, de manera más importante, en el desarrollo, la disminución de la pobreza y la desigualdad, así como en el acceso a la justicia y a las instituciones.

“La paz sostenible no se gana en un solo acto en los campos de batalla, sino que se conquista todos los días en las calles, en los hospitales, en los juzgados, en los centros de trabajo y en las escuelas, mejorando la vida de personas afectadas por el conflicto”, aseguró la canciller mexicana.

Por ejemplo, el Fondo actualmente invierte en mecanismos para fortalecer la gobernanza en Somalia, y para respaldar a mujeres pacificadoras en Burundi, que de acuerdo con la ONU han contribuido a resolver miles de conflictos locales en situación de alta volatilidad.

En su intervención, Ban Ki-moon expresó que el Fondo para la Consolidación de la Paz es el comienzo para corregir los desequilibrios entre el gasto en conflictos y las inversiones en países en los que aún no estalla la violencia.

“Sin el Fondo para la Consolidación de la Paz estaríamos forzados a ser testigos de una prevenible pérdida de incontables vidas y de la extinción de la esperanza para millones más. La inacción es también una opción, pero sus resultados pueden ser catastróficos”, advirtió Ban.

También podría gustarte