México disfruta del auge mundial del cine de animación: Courtier

Por Adela Mac Swiney González. Enviada

Punta del Este, Uruguay, 1 Ago (Notimex).- El mundo de la animación vive un auge mundial y a México también le toca disfrutar los frutos de ese auge, apoyado por los avances tecnológicos, afirmó el ilustrador y director mexicano de animación Andrés Couturier.

Couturier estuvo hace unos días en la entrega de los Premios Platino, en Uruguay, donde su película “Don Gato 2: El inicio de la Pandilla”, fue nominada a Mejor Película de Animación.

A este premio también optaron otros dos filmes mexicanos: “El americano”, dirigida por Ricardo Amaiz y Mike Kunkel y “Un gallo con muchos huevos”, de Gabriel y Rodolfo Rivapalacio Alatriste.

El cineasta, cuya ópera prima fue “Magos y gigantes”, consideró en entrevista con Notimex que “es muy conmovedor y muy emocionante ver el ritmo al que la animación va creciendo”.

Puso como ejemplo que el año pasado hubo siete producciones de animación en México, “una cosa inusitada”, pues cuando Anima Studios hizo “Magos y gigantes” habían pasado 28 años entre ésta y el último largometraje de animación que se había hecho en México y en ese entonces, incluso, solo se habían hecho dos.

“Es una industria que no existía hace 15 años, que va desarrollándose, que es un buen negocio y es del cine la vertiente más rentable en México”, dijo.

Explicó que las películas animadas mexicanas casi siempre son buen negocio, “y creo que también porque el público está ávido de otra alternativa del cine; el cine mexicano de animación tiene otra idiosincracia, tiene otra manera de contar las historias que creo que también es válida y también puede aportarle al público algo nuevo”.

Resaltó que además ayuda la tecnología, pues cada vez es más fácil hacer efectos especiales y ya no hay que “talachear” tanto para crear una animación de buena calidad, Couturier aseguró que a través de ese género, México ofrece idiosincracia e identificación con el público.

Hizo hincapié en que ahora existe la carrera de animación en México, cosa que hace pocos años no existía.

“Ahora hay varias universidades que imparten la carrera y de ahí están surgiendo nuevos profesionales. Ha empezado a caminar la máquina y es lo que se necesitaba. Hace unos 15 años despertamos al monstruo de Frankenstein, está vivo, y es muy padre saber que generaciones futuras tienen esta alternativa en el campo laboral”, sostuvo.

Insistió en que “es nuestra responsabilidad mantener viva la factura de producciones de animación nacionales”.

Sobre su película “Don Gato 2: El inicio de la Pandilla”, refirió que es una precuela de la primera película de Don Gato y cuenta como se originó la unión entre éste y otros cinco.

Recordó que Anima Estudios había producido la anterior en México y fue de las más taquilleras, lo que sirvió de aliciente para hacer una nueva versión del personaje, ya con la credibilidad de la película anterior, utilizando recursos más modernos, con versión en 3D y con otro equipo creativo.

El cineasta agregó que además Don Gato es un personaje que en Estados Unidos no tuvo tanta trascendencia como en México o en América Latina.

“Yo digo que Don Gato es un mexicano honorario, está muy arraigado en el subconsciente, después de haber estado 30 años en la televisión”, consideró.

Aseguró que el personaje influyó a cuatro o cinco generaciones “y hace sentido que se produzca en México una película sobre este personaje, pues está el reto de trabajar con aquellos personajes con los que uno creció, de ser fiel a ellos y de no traicionarlos”.

Esto, continuó, a la vez que se les da frescura, se les coloca en un nuevo lenguaje más cinematográfico, más espectacular “y cuidar que no se pierda la sencillez que los hizo encantadores y entrañables como cuando nosotros éramos pequeños”.

También podría gustarte