Los mexicanos siempre tenemos una razón para festejar

El afamado San Lunes, el Jueves es el nuevo Viernes, porque México tiene medalla de oro, Leonardo Di Caprio gana un Óscar, México pierde un partido de futbol y hasta el Día del Trabajo son momentos perfectos para que el mexicano haga lo que mejor sabe hacer: festejar.

Nadie sabe de dónde viene la tradición mexicana de festejar por cualquier cosa. Desde la época de la Conquista y hasta nuestros días los pueblos a lo largo y ancho de la república tienen una fiesta patronal. Durante una semana entera el pueblo se transforma con la llegada de los carros alegóricos, los juegos mecánicos y los puestos de comida. El trabajo se detiene, las tardes se llenan de luz y la gente festeja todo, menos a su santo.

En las ciudades es un poco diferente. Las parroquias dedican algún domingo a una kermesse y las familias se divierten de igual forma, pero entre semana se acostumbra otro tipo de festejo. Estudiantes esperan con ansias el término de sus clases, los trabajadores rezan por que den las cinco y media, y los jubilados cuentan los minutos para sus partidas de canasta.

Si te identificas como un buen mexicano seguramente has salido tarde de clase de Derecho Romano, o dejado cosas pendientes en la oficina para encontrarte a tus compañeros discutiendo cuál será el mejor lugar para comer algo, tomar una cerveza y ver el partido de futbol.

En México tenemos todo tipo de establecimientos para hacerle honor a nuestra naturaleza festiva y Applebee’s es, sin duda, el lugar ideal para festejar cualquier ocasión. Cumpleaños, no cumpleaños, éxitos, derrotas, ventas, compras, examenes, fin de cursos y demás momentos dignos de fiesta que se llevan perfecto con un menú que tiene lo mejor de la cocina del mundo y las bebidas más refrescantes porque en Applebee’s “Siempre hay una razón para celebrar”.

Información de contacto: www.mypresszone.com.mx

También podría gustarte