Mexicana sufre por revés en taekwondo de Río pero conoce su fortaleza

Por Lorenzo Rodríguez Blancas. Enviado.

Río de Janeiro, 17 Ago (Notimex).- A pesar de haber estado cerca de la medalla de bronce en el taekwondo de los Juegos Olímpicos Río 2016, la mexicana Itzel Manjarrez aseguró que dejó todo en el tatami, pues desde que supo que estaría en esta justa, jamás dejó de pensar en el podio.

“Fue una gran experiencia, me esforcé porque siempre quise estar en el podio. No dormía por estar pensando en eso y quiero decir que aunque perdí, jamás dejé de luchar, siempre lo intente, pero el nuevo taekwondo no me lo permitió”, dijo.

Esta noche, la Arena Carioca 3 de Río de Janeiro vio cómo la sinaloense cayó poco a poco a pesar de haber tenido un inicio alentador. No era para menos, porque había manifestado que su deseo era ser medallista olímpica y quería dejarlo todo para conseguirlo.

“Me bloqueaba mucho la pierna, hay que buscar nuevos métodos para solucionar este tipo de situaciones, no me voy satisfecha porque quería el podio, pero me voy con orgullo de que dejé todo por conseguirlo”, afirmó a punto del llanto.

Sostuvo que a pesar de esta derrota, “es una historia que estará en mí, le eché muchas ganas. Nunca me sentí insegura, siempre supe lo que quería hacer, perdí por varios puntos, pero jamás me rendí”.

Manjarrez Bastidas consideró que este descalabro es parte de la experiencia de unos Juegos Olímpicos y sabe que las revanchas en el deporte se presentan en cualquier momento y aunque en su nuevo camino no vislumbra Tokio 2020, sí desea mejorar con el nuevo sistema de su deporte.

En cuanto a que la presión de aportar las primeras medallas para el país haya tenido parte en la derrota, la competidora descartó ese motivo, ya que “siempre estoy enfocada a mi trabajo, sin importar lo demás; un atleta lo ve de una manera diferente, trabajamos por nosotros y por nuestra familia”.

NTX/LRB/AGG/RIO16/MEX

También podría gustarte