Mexicana Marcela Lobo exhibe en Varsovia sus “Lecturas del pasado”

México, 12 Jun (Notimex).- La propuesta visual de la artista mexicana Marcela Lobo sigue dando de qué hablar y ahora lo hace desde tierras polacas, donde acaba de inaugurar su muestra “Lecturas del pasado”, con la que pretende exhibir la compleja sencillez del mundo.

Son 43 cajas de arte-objeto en las que a manera de un diario la creadora registró sus experiencias y sentimientos, revelando en ellas parte de su pasado y presente, las que ahora expone en el Jardín Escultórico Juan Soriano, de Varsovia.

Dichas cajas fueron creadas por Lobo con piezas provenientes de casas de antigüedades, entre ellas muñecas, fotografías, llaves, juguetes de plástico, cabezas de maniquíes, telas, vestidos, cartas, juegos de té, frascos, medicinas, zapatillas y figurines, principalmente.

Estos objetos, en el instante de crear las piezas, remitieron a la artista a personajes y momentos de su vida, agradables y desagradables. No obstante, dice la artista, quien vea la muestra puede hacer sus historias con las diferentes cajas. “Cada caja cuenta su historia, pero cada persona puede hacer su historia”.

El montaje en el año 2015 fue albergado en la Galería Juan Soriano del Centro Nacional de las Artes (Cenart), del 7 de mayo al 9 de agosto, donde fue vista por poco más de siete mil personas.

Algunas de las series que pueden verse en Varsovia son: “Inocencia perdida”, “El tiempo pasa”, “Los años felices”, “Me casé tres veces”, “No se aceptan quejas”, “Control de peso”, “Las ilusiones rotas”, “Creciendo, ¿Quién soy?”, “No hay marcha atrás” y “Farmacia boutique”.

También figuras “En los años 60 no había apagones todos los días”, “Algunas de las bellas artes”, “Los viajes ilustran”, “Los temblores”, “El hijo que no llegó”, “Me va a salir pelo de ángel” y “Juegos de mesa”.

Lobo tiene más de tres décadas de trayectoria a lo largo de las cuales ha exhibido su obra en varios estados de la República y países como Francia, Portugal, Estados Unidos y Guatemala.

“Lecturas del pasado” permanecerá en el Jardín Escultórico Juan Soriano de Varsovia, Polonia, hasta septiembre, para luego mudarse a Italia.

También podría gustarte