Mexicana Andrea Arroyo inaugura exposición en Nueva York

Por Maurizio Guerrero. Corresponsal

Nueva York, 8 Jun (Notimex).- La artista plástica mexicana Andrea Arroyo inauguró esta semana una exposición en la mansión Morris-Jumel, considerada la más antigua de Nueva York, en que creará piezas específicas inspiradas en las mujeres que han residido o trabajado en este sitio histórico.

Titulada “Sin límites: las mujeres de la mansión”, la exposición estará abierta al público durante todo el mes de junio como parte de la primera residencia que una artista monta en esta mansión, en que además de contemplar su obra los asistentes podrán ver trabajar a Arroyo en nuevas piezas.

La exposición comenzó con la exposición de cuatro piezas creadas ex profeso para la mansión, una integrada a un balcón, otra a uno de los muros y dos más expuestas en los árboles del jardín de la que fuera residencia y cuartel de George Washington. En total, Arroyo proyecta elaborar 12 piezas.

“Como artista siempre me ha interesado mucho el proceso creativo de otros artistas, porque es algo muy personal y siempre se puede aprender algo nuevo. Ahora yo crearé frente al público, lo que también sirve para desmitificar el proceso creativo y mostrar que todos somos creadores”, afirmó.

En entrevista con Notimex, la artista originaria de la ciudad de México y radicada desde más de una década en Nueva York, declaró que dos de las primeras obras se basan en una de las dueñas de la mansión, Eliza Jumel, una millonaria con una historia controvertida.

“Eliza era una mujer independiente, adelantada a su tiempo y pese a eso históricamente se le ha tratado de manera injusta, como una oportunista y una arribista, sólo por desafiar el papel tradicional que se asigna a las mujeres. Yo la veo como una mujer rebelde y exitosa”, aseguró.

Las posteriores creaciones de la artista se enfocarán en mujeres igualmente valientes y relevantes, aunque sus nombres no hayan pasado a la historia, comenzado por miembros de la etnia Lenape de indígenas norteamericanas y por las esclavas que mantuvieron la mansión operando.

Asimismo, la residencia creativa de Arroyo rendirá homenaje a las mujeres que hicieron posible el movimiento cultural y literario conocido como Renacimiento de Harlem y a las inmigrantes que han hecho de Nueva York la vibrante mezcla de culturas que es en la actualidad.

“La exposición y la residencia es una manera de honrar a todas estas mujeres, y también de conectarlas al presente con todos nosotros”, subrayó.

La muestra será completada con varios actos públicos en que destaca una sesión con la legendaria jazzista Marjorie Eliot, en que Arroyo creará con el trasfondo de la música de la pianista.

Asimismo, en conjunto con la asociación cultural Mano a Mano, se celebrará un recital de son jarocho, durante el que Arroyo guiará a los niños participantes en la creación de imágenes de mariposas que serán integradas en la exposición.

La obra de Arroyo puede verse en las estaciones del metro y en escuelas públicas de Nueva York, además de que forma parte de las colecciones de la Biblioteca Nacional del Congreso, el Instituto Smithsoniano y el Museo Nacional de Arte Mexicano, entre otras.

También podría gustarte