Menores requieren actividad física y colaciones sanas en verano

Puebla, 17 (Notimex).- Los padres de familia deben contemplar, en estas vacaciones de verano, que sus hijos continúen con la actividad física y que las colaciones, entre comidas, sean de frutas, verduras o frutos secos.

Lo anterior con el objetivo de evitar que suban de peso recomienda catedrática de la Facultad de Nutrición de la UPAEP, Luphita Flores Rojas.

En entrevista con Notimex dijo que lo importante es que los menores sigan con las cinco comidas al día, es decir, las tres fuertes y las dos colaciones, para evitar un mayor consumo de alimentos y un aumento de peso.

“La alimentación debe seguir como si fuera un periodo normal, desayunar, comer y cenar, asimismo, hacer una colación entre comidas, como a media mañana”, acotó.

Lupitha Flores indicó que lo ideal es que, al igual que en todo el año, durante las vacaciones de verano se siga con el consumo de todos los grupos de alimentos como son verduras, frutas, cereales, leguminosas, alimentos de origen animal y grasas vegetales.

Agregó que se debe comer de todo, excepto alimentos como papitas, golosinas o dulces, sobre todo cuando no hay actividad física.

“Hay que tener cuidado con los alimentos industrializados y empaquetados por el alto contenido de azúcar. Puede ser que los niños estén en casa sin ninguna actividad, de ahí, que lo que consumen no lo gastan y con ello tienen un balance energético positivo, es decir, que ingieren más energía de la que se gasta”, acotó.

La especialista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) resaltó que la energía se guarda en forma de grasa y con ello se genera el sobre peso, así como la obesidad.

Flores Rojas sentenció que es de suma importancia la actividad física en verano para los niños y jóvenes, por eso se recomienda inscrirlos en cursos que tengan actividad física.

“En caso de que no sea posible un curso de verano, hay que evitar que estén todo el tiempo viendo televisión o frente a los equipos electrónicos, sino que tengan alguna actividad con la cual desgasten energía”, acotó.

Indicó que pueden salir en bicicleta, jugar con los amigos y correr, y a pesar de que el menor consuma alguna golosina, la misma se va a gastar con el ejercicio.

La catedrática de la UPAEP subrayó, que los menores van a pedir algo que les dé energía, de ahí, que puedan consumir frutas frescas combinadas con secas como manzana con nueces, verdura con fruta en las mañanas.

Recomendó que en el caso de la tarde lo mejor son verduras con frutos secos; alimentos de origen animal con cereales como jamón, queso o atún para disminuir la carga de azúcar.

Explicó que de la edad depende la actividad física. Los preescolares deben hacer ejercicio de 15 a 30 minutos tres veces a la semana; en los escolares de 30 a la hora de tres a cinco veces a la semana, hasta sumar 180 minutos a la semana.

La especialista en nutrición consideró que una opción para los menores son las palomitas, pero naturales es decir, el poner el maíz en un poco aceite caliente y colocarle la sal, las de microondas no son recomendables.

Agregó que otro buen snack son los pepinos, cacahuates, verduras con limón, sal y chile en polvo, por ello no siempre los papás deben pensar en una cantidad de dinero para que el menor vaya a la tienda y compre algo, si bien puede ser válido, pero que sea lo mínimo.

También podría gustarte