Mel Gibson retorna a dirigir con historia de objetor de conciencia

Por Mario Osorio Beristain. Enviado

Venecia, 5 Sep (Notimex).- A 10 años de su polémico “Apocalypto”, el actor y cineasta australiano Mel Gibson presentó hoy en la Muestra de Venecia su más reciente película: “Hacksaw Ridge”.

Basada en la vida del primer objetor de conciencia condecorado por salvar la vida de 75 hombres sin disparar un solo tiro, e interpretada por Andrew Garfield, Teresa Palmer, Luke Bracey, Hugo Weaving y Vince Vaughn, la cinta fue presentada fuera de concurso.

Se centra en la historia de Desmond Doss, quien durante la Segunda Guerra Mundial se convirtió en el primer objetor de conciencia en ser condecorado con la medalla de honor del Congreso por haber salvado, sin disparar, a 75 hombres.

“En un mundo de superhéroes con traje de látex, ha llegado el momento de celebrar a uno verdadero, un hombre ordinario que hizo cosas extraordinarias en una situación increíble, y que se convirtió en una leyenda”, dijo Gibson en rueda de prensa.

Señaló que le interesaba contar la historia de un hombre “que lleva a cabo su lucha en medio del infierno sobre la Tierra, que fue a la guerra armado solamente con su fe, y logró realizar cosas sobrenaturales”.

Apoyado en su educación religiosa y en el amor de una mujer, Desmond juró no tocar nunca un arma luego de haber visto los devastadores efectos de la Primera Guerra Mundial en su padre, que se convirtió en un alcohólico violento.

Gibson reconoció que la cinta tiene un mensaje universal, pues “la historia de un hombre que se niega a tocar las armas es icónica”.

También para el principal intérprete, el exhombre araña Andrew Garfield, el ejemplo de Desmond Doss puede ser una luz en el momento difícil por el que atraviesa el mundo.

“Era un hombre simple, pero sabía dentro de sí que nunca habría tomado la vida de otro y encontró su recorrido genial para poner en práctica sus creencias”, anotó.

Este lunes también fue presentado en la principal sección de concurso el filme italiano “Piuma” (Pluma), dirigido por Roan Johnson, que fue recibido entre aplausos y rechiflas durante su proyección a la prensa y a la crítica especializada.

Centrada en la historia de dos adolescentes que deben terminar la escuela, buscar empleo y casa y que improvisadamente se enfrentan a un embarazo no planeado, la película es, según Johnson, una comedia que busca ofrecer emociones, pero con un toque de ligereza.

“El film busca ofrecer un abanico de emociones lo más amplio posible en la tradición de la comedia a la italiana, la que va de (Mario) Monicelli a (Paolo) Virzí, donde los protagonistas son siempre inadecuados”, dijo el director en rueda de prensa.