Médico investigador acusado de homicidio involuntario

ARCHIVO - Foto de archivo, 30 de julio de 2010, del doctor Paolo Macchiarini en conferencia de prensa para anunciar lo que llamó el transplante exitoso de tráqueas por medio de un método novedoso de regenración de tejidos con células m ESTOCOLMO, Suecia (AP) — Un investigador de células madre caído en desgracia enfrenta cargos preliminares de homicidio involuntario en relación a dos pacientes que murieron luego de recibir trasplantes de tráquea, dijeron fiscales suecos el miércoles.

El doctor Paolo Macchiarini, quien fue despedido meses atrás por el Instituto Karolinska, también es investigado en dos casos como causante de lesiones físicas. Uno de los casos se relaciona con un trasplante de tráquea y el otro con un tipo distinto de cirugía, dijo el fiscal Anders Tordai a la Associated Press.

Considerado otrora un precursor de la medicina regenerativa, Macchiarini fue miembro de un equipo que realizó el primer trasplante del mundo utilizando una tráquea fabricada en parte con las células madre del propio paciente en 2008.

Pero desde el año pasado, enfrenta acusaciones de falsificación de currículum, inconducta científica y mentir sobre su trabajo. El Karolinska lo despidió en marzo por violar los “valores fundamentales” y atentar contra el prestigio de la institución, entre otras razones.

Tordai dijo que los investigadores interrogaron a Macchiarini la semana pasada y le informaron que se le iniciaba una investigación penal. En Suecia, es el primer paso de un proceso legal que puede concluir o no en una acusación formal.

Macchiarini rechaza todas las acusaciones.

“Desde luego, con las acusaciones que se me formularon el año pasado el procurador tiene que investigar y yo con mucho gusto les he dado la información necesaria para esa investigación”, dijo Macchiarini a la Associated Press en un email.

Se han expresado muchas inquietudes sobre su trabajo, entre otras si mintió sobre el estado de sus pacientes y si obtuvo su consentimiento de manera debida. Un documental sueco que insinuó que Macchiarini convenció a algunos pacientes con “engaños o argumentos de que se sometieran a operaciones” fue calificado por el Karolinska de “verdaderamente alarmante”.

El homicidio involuntario agravado se castiga en Suecia con seis meses a seis años de prisión.

También podría gustarte