Más de 100 civiles murieron en operaciones antiterroristas de EUA

Washington, 1 Jul (Notimex).- Más de un centenar de civiles murieron durante los pasados seis años como consecuencia de ataques antiterroristas con drones conducidos por Estados Unidos en Pakistán, Yemen, Somalia y Libia, informaron hoy fuentes oficiales.

El estimado de estas muertes, consideradas por el gobierno como no intencionales, representa menos de 5.0 por ciento del estimado de combatientes muertos durante estos ataques, aunque el Directorio de Inteligencia Nacional (DNI) reconoció las discrepancias con las cifras de organizaciones no gubernamentales (Ong).

En un documento dado a conocer este viernes por instrucciones del presidente estadunidense Barack Obama, el DNI reveló que desde el 20 enero de 2009 hasta el 31 de diciembre 2015, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) llevó a cabo 473 ataques con drones que resultaron en la muerte de entre dos mil 372 y dos mil 581 combatientes y entre 64 y 116 civiles.

Más allá de esas cifras, el documento de tres páginas no ofreció detalles sobre fechas y lugares de estos ataques, y el DNI explicó que los estimados son el resultado de las valoraciones conducidas posteriormente para medir la efectividad de estas operaciones.

Al respecto, el vocero presidencial, Josh Earnest, explicó que la presentación del documento obedeció a que “obviamente existen limitaciones para la transparencia cuando se trata de temas tan sensitivos como este”.

“La verdad es que Estados Unidos va incluso más allá de lo que es requerido por la ley internacional para evitar bajas civiles”, aseguró el portavoz en rueda e prensa.

Earnest aludió a los esfuerzos de su gobierno para evitar en la medida posible estas muertes, y “ciertamente la cuestión de las muertes civiles es críticamente importante, tanto por razones morales como de política”.

El DNI reconoció las discrepancias entre su estimado de muertes de civiles y las de las Ong, algunas de las cuales han colocado en 900 el número de civiles que han muerto durante estos operativos conducidos fuera de áreas de hostilidades activas.

“El gobierno de Estados Unidos se mantiene comprometido a considerar información nueva y creíble respecto a las muertes de no combatientes que pueden emerger y revisar evaluaciones previas, según sea apropiado”, indicó.

También podría gustarte