Marchista José Leyver Ojeda va por medalla olímpica a Río para México

México, 25 Jul (Notimex).- El marchista José Leyver Ojeda Blas expresó que va a los Juegos Olímpicos Río 2016 con la ilusión de dar una medalla al país, en especial al Ejército Mexicano, al cual pertenece, y por el bienestar de su familia.

El atleta quien nació el 12 de noviembre de 1985 en Nanchital, Veracruz, mide 1.64 metros de estatura, pesa 58 kilogramos, va a participar el 19 de agosto en la agotadora prueba de caminata de 50 kilómetros.

“Me visualizo con un buen resultado, peleando entre los grandes, estar ahí peleando por un buen lugar. Día con día estoy mentalizado a trabajar fuerte y duro para poder lograr ese objetivo”, expresó.

Aseguró a Notimex que “voy a entrar con mucha hambre de buscar el triunfo y a la vez a disfrutar la competencia. Son mis segundos Juegos Olímpicos, voy a llegar con un poco más de experiencia, a va ser una prueba muy difícil y espero en Dios lograr este resultado”.

Comentó que “esta temporada he trabajado muy fuerte, me está dando mucha confianza que no estoy lastimado, no me duele nada y es la confianza que me voy a llevar y con la cual me voy a plantar en el escenario para buscar un buen resultado”.

Su tiempo lo comparte con su familia, es casado, tiene dos hijas, una de un año y otra de siete, y es militar, es sargento segundo de educación física y deportes.

“Gracias a mi general secretario que nos está apoyando, que podemos realizar las tres cosas, dedicarme al Ejército, al deporte y a la familia, y en esto último es un poco complicado, de verdad, y todo gracias al apoyo que mi esposa me ha brindado”, expresó.

Recordó que en el 2013 estuvo a punto de decir “hasta aquí llegó todo”, a causa de una lesión que venía arrastrando, porque compitió lastimado en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Primero empezó con una hernia en el tibial, luego un desgarre en la zona inguinal y después fue la pubitis que ya no le permitió seguir entrenando, hasta que apareció el médico de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Héctor Martínez, quien le ayudó a superar la lesión.

Por cumplir el sueño de ser medallista olímpico, realiza concentraciones en varias partes y eso significa alejarse de su familia. “Sí se extraña a la familia, se extraña a las hijas, uno de repente no se da cuenta cuando los hijos van creciendo”.

Agregó que “uno se va y uno dice ‘mi hija es una bebé todavía’, y cuando uno regresa a casa se lleva la sorpresa de que la hija ya camina y uno no se da cuenta de sus primeros pasos. Hay muchas cosas que dejamos de vivir con la familia y espero que al final de esto todos tengamos la recompensa”.

Compartió que a veces cuando va en la tarde a casa y cuando lo ve colgándose la mochila para regresar a la concentración, se para en la puerta, no lo deja salir y “entra un poco de sentimiento al dejarlas. Son muchas cosas que dejamos de vivir. El tiempo pasa y no lo podemos regresar, por eso debo aprovechar lo que estoy haciendo, para el bienestar de la familia”.

Expresó que “realizo lo que más me gusta y mi sueño es ser medallista olímpico. Voy a seguir luchando por ese triunfo. El primer paso era ser olímpico, ya lo soy desde Londres y ahora en Río, pero ahora no sólo ser olímpico, sino ser medallista olímpico. Voy a buscar esa medalla”.

Enfatizó que “tengo mucha ilusión de darle un triunfo a México, yo en especial al Ejército Mexicano, a mi familia y toda la gente dedicada a la caminata, la cual ha estado a la baja y esperemos que este año se vuelvan a dar los buenos resultados”.

También podría gustarte