Lucía Méndez fue una de las actrices más cotizadas en fotonovelas

* Con su sueldo pagaba el supermercado de su familia y se daba pequeños lujos

Por Claudia Pacheco Ocampo

México, 22 Ago (Notimex).- En la década de los años 70, Lucía Méndez se convirtió en una de las protagonistas más cotizadas de las fotonovelas, tan es así que logró solventar varios apuros económicos.

“Fue una época maravillosa porque yo empezaba mi carrera y, de alguna forma, no tenía un sueldo determinado. Mi padre tenía que trabajar mucho para llevar ‘el chivo a la mesa’ y a mí me alivianaba muchísimo trabajar para las fotonovelas porque las pagaban muy bien”, platicó la actriz a Notimex.

“Era como posar y actuar al mismo tiempo. Me divertía mucho porque teníamos que poner caras y esperar a que tomaran la foto”, resaltó Méndez, quien sobresale en portadas de “Cita…”, “Cita de lujo” y “Chicas”, por citar algunas.

En 1972, en el número 312 de la revista “Cita…”, que conmemoraba su sexto aniversario, se presentó a Lucía como una gran promesa de la actuación al lado de Fernando Allende.

Curiosamente, en la misma historia titulada “Amor, amor, amor” destacaba quien después se convertiría en su rival de telenovelas, la actriz Verónica Castro y Valentín Trujillo, quien fue pareja sentimental de la guanajuatense.

“Eran dramas muy intentos y amorosos, habían otros de suspenso y terror. Eran muy buenas historias, teníamos que ensayar antes de comenzar la producción y sí, la gente se clavaba viéndolos, se entretenía mucho”.

Para 1974, Lucía Méndez causó revuelo al estelarizar el número 394 de “Cita…”, junto con el galán del momento Andrés García. La trama se llamó “Conflicto de amor” y el costo del ejemplar fue de 2.60 pesos.

“La pareja gustó tanto que no dudo que de ahí se hayan inspirado para invitarnos después a hacer ‘Tú o nadie’ (1985), y es que las fotonovelas eran una publicidad impresionante para todos nosotros; gracias a ellas logré saltar a la pantalla grande y a la chica”, declaró.

En “Chicas” protagonizó “Mentiras en el paraíso”, del escritor Ricardo Rentería, al lado de Valentín Trujillo. Las imágenes que la lucen en bikini, fueron captadas en enero de 1975 en el puerto de Acapulco, Guerrero.

Para la misma revista, pero cinco meses después, encabezó el reparto al lado de Ricardo Blume y María Cardinal en “Lo que nos separa”. En “Cita de lujo” participó en 1977 junto con Luis Alarcón para el texto “Todo menos amor” y se incluía un poster a color de ella en la contraportada.

“También hice portada con Salvador Pineda, Juan Ferrara y Eduardo Yáñez. Trabajé con todos los galanes de la época, no me faltó ninguno”, destacó.

Realizar las revistas parecía sencillo, dijo, “pero lo cierto es que detrás había toda una producción, cambios de ropa, maquillaje y demás. Fueron muchos años los que estuve en fotonovelas y el sueldo que cobré me salvó de muchas cuestiones económicas, en realidad sí me pagaba bien”.

Aunque no recuerda la cantidad que ganaba, la también cantante dice que le alcanzaba para comprar casi de todo; incluso, a su familia le proveía del supermercado y todo aquello que les hiciera falta.

“Me alcanzaba para la gasolina de mi coche y pequeños lujos. Sí ganaba bien, aunque no era mi único empleo, pues para ese tiempo también estaba haciendo cine, televisión y mis pininos en la música”, recordó.

Méndez indicó que la secuencia fotográfica se efectuaba en uno o dos días y la selección del reparto se definía según el impacto de los números anteriores y los actores de moda.

También podría gustarte