Llaman a reforzar cultura de la población sobre prevención de riesgos

México, 6 Sep (Notimex).- En un país como México, expuesto a gran variedad de amenazas por fenómenos naturales y efectos no previstos por el hombre, es prioritario crear una comunicación que permita establecer una conciencia colectiva sobre la gestión integral de riesgos de desastres, coincidieron legisladoras.

En el marco del Día Nacional de la Protección Civil, a conmemorarse el 19 de septiembre, se realizó el foro “Comunicar para Prevenir”, con la finalidad de ofrecer herramientas en la materia.

La presidenta de la Comisión de Protección Civil, María Elena Orantes López, consideró que hablar de conceptos y términos sobre la gestión integral de riesgos de desastres ayudará a entender que ese tema debe ser parte de la cultura de las y los mexicanos.

En ese sentido, enfatizó que la comisión ha llevado a cabo una interlocución con personas afectadas, principalmente por las lluvias que dominan actualmente el sur, centro y norte del país.

Asimismo, planteó encuentros con investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), a fin de tratar temas referentes a la protección civil en gestión de riesgos.

“Esperamos que este evento pueda ser atendido por quienes están encargados de generar la opinión pública y poder concientizar a las y los ciudadanos de la importancia de dar a conocer las herramientas adecuadas en materia de prevención de desastres”, confió.

Sobre el tema, la diputada Noemí Guzmán Lagunes, secretaria de esa instancia legislativa, destacó que los procesos de desarrollo en México se han realizado, en buena medida, sin planeación, “así ha sido nuestro análisis histórico previo”.

Por ello, sostuvo, incorporar la noción de la gestión integral de riesgos de desastres en la Ley General de Protección Civil fue fundamental, pues por primera vez se reconoció en las políticas públicas nacionales que los desastres no son naturales, sino producto de la falta de previsión.

La gestión del riesgo, continuó, implica un cambio en la forma en que tradicionalmente se asume la protección civil; es decir, dejar atrás la idea de intervenir exclusivamente en la preparación y la respuesta a emergencias, es ubicarnos en un plano prospectivo y de prevención.

Como política pública es ineludible para quienes conforman el Sistema Nacional de Protección Civil. “La prioridad es salvar la vida de la población, sus bienes y el medio ambiente”, añadió.

Recordó que a los legisladores corresponde “la tarea de mejorar el marco legal, definir prioridades y prever recursos”, y a los medios de comunicación contribuir a la comprensión de las contingencias, a crear una conciencia colectiva.

Ante ello, informó que trabajan en una iniciativa sobre un sistema de alerta temprana en los medios de comunicación para la gestión del riesgo de desastres.

“La comunicación puede ser la diferencia entre el incremento o la disminución de pérdidas de vidas humanas o económicas en situación de desastres”, recalcó.

Al respecto, Juan Pablo O´Farril Duque, asesor nacional de respuesta a desastres de la ONU en México, resaltó que además de las adversidades por fenómenos naturales, se encuentran aquellas que proceden de la actividad humana, como las derivadas de guerras o conflictos armados.

El funcionario de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, destacó que actualmente existen más de 70 millones de desplazados en el mundo por disputas armadas, aunado a las pandemias generadas por la movilidad en el mundo.

El desastre no es natural. Son desastres sociales inducidos por fenómenos naturales, pero no necesariamente tienen que ser extremos, se pueden prevenir y evitar. El desastre es consecuencia de la construcción social del riesgo, aclaró.

También podría gustarte