Ligera llovizna en el Hidalgo sin afectar duelo Pachuca-Monterrey

Pachuca, 26 May (Notimex).- Con la esperanza de que el Dios Tláloc no aumente su poder, a instantes de que arranque la final de ida del Torneo Clausura 2016 de la Liga MX entre Pachuca y Monterrey, una ligera llovizna ha comenzado caer en el estadio Hidalgo.

Unas pequeñas gotas se han dejado sentir mientras los aficionados que poco a poco abarrotan las tribunas del inmueble, también conocido como el Huracán, que sin duda espera hacer válido el mote para sacar ventaja contra Rayados en el primer capítulo de la gran final.

La lluvia, que por el no perjudica el terreno de juego y tampoco la actividad de los equipos, ya que el estilo de cada conjunto es tener la pelota, jugarla a ras de césped y salir con velocidad, aunque los porteros Óscar Pérez (Pachuca) y Jonathan Orozco (Monterrey) podrían sufrir las consecuencias.

El viento de la Bella Airosa también está presente, pero hace su trabajo en busca de espantar la llovizna, que sin duda provocó la ola de ventas de capas de diferentes precios y calidad, desde 10 hasta 100 pesos, sobre todo para aquellos seguidores que no quieren perder el glamour y tampoco sentir una gota en su cuerpo.

La Barra Ultra Tuza que ingresa del lado norte poco a poco se hace sentir con sus porras, mientras del lado contrario se espera una ligera, pero al final presencia de aficionados regiomontanos.

Todavía cientos de aficionados lucen seguros, sin temor a las condiciones climatológicas, sólo portan la playera de su equipo favorito con la esperanza de que el calor del juego y el ambiente colabore para contrarrestar la lluvia y el aire frío, frecuente en esta ciudad.

También podría gustarte