Líderes de las protestas de Hong Kong declarados culpables

Hong Kong, 21 Jul (Notimex).- Los líderes de las manifestaciones que iniciaron una oleada de reivindicaciones prodemocráticas en Hong Kong han sido declarados culpables este jueves por delitos vinculados con el nacimiento de la denominada ‘Revolución de los Paraguas’.

Joshua Wong, Nathan Law y Alex Chow fueron liberados bajo fianza y tendrán que comparecer de nuevo para conocer su sentencia.

Wong, de 19 años de edad, puede ser condenado a hasta cinco años de prisión por participar en la movilización y el segundo por incitar a la gente a hacerlo, mientras Alex Chow y Nathan Law, tendrían sentencias más reducidas.

El movimiento prodemocrático llamado de los “paraguas” paralizó durante más de dos meses barrios enteros de esta región semiautónoma china, que hasta 1997 fue una colonia británica y goza de libertades civiles más importantes que las de China continental.

El juzgado de Oriente dictaminó que Wong, fundador del grupo de estudiantes ya desaparecido Scholarism, Chow, de 25 años, ex secretario de la Federación de Estudiantes, y Nathan, de 23 años, son culpables y se les dictará sentencia en agosto.

Los manifestantes se reunieron en la sede del gobierno el 26 de septiembre de 2014, para pedir la plena democracia en Hong Kong, lo que desencadenó el inicio de la ocupación de 79 días en los distritos clave de la ciudad.

La magistrada June Cheung señaló en su fallo que Wong y Chow fueron conscientes que “se conducían en forma desordenada e intimidante, además de incitar a los participantes a participar en un acto que era ilegal a sabiendas de que serían detenidos.

Después de que el trío fue liberado bajo fianza, Law dijo a los periodistas que él y sus co-acusados “todavía creen que la Plaza Cívica es un espacio abierto para que las personas se reúnen y expresan su opinión política dentro de la sede del gobierno”.

“La acción de recuperar la plaza Cívica fue una reacción dirigida contra la represión del gobierno de Hong Kong. Hemos hecho algo bien y no vamos a lamentar lo que hemos hecho”, añadió.

“No importa cuál sea el precio que tengamos que pagar, todavía seguiremos luchando contra la represión por parte del gobierno, y también sabemos que enfrentamos al mayor régimen comunista en el mundo; es una batalla a largo plazo para nosotros”, explicó.

Chow dijo a la prensa que lo importante es “mantener nuestro impulso y aumentar la moral, a fin de mantener la lucha en diferentes casos”.

El movimiento Occupy Central comenzó como un boicot de los estudiantes y más tarde se convirtió en uno de los más grandes movimientos pro-democrático en Hong Kong, en referencia a una reforma electoral hecha bajo la influencia de las autoridades chinas en 2017.

También podría gustarte