Un liderazgo carismático de nuevo cuño en Taiwán

Por Salvador Borja Espinosa. Enviado

Taipei, 20 May (Notimex).- Con propósitos que van del ingreso de su país al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica y la promoción de cinco industrias innovadoras, la presidenta electa de Taiwán, Tsai Ing-wen, llega al cargo con un liderazgo carismático de nuevo cuño.

Amante del medio ambiente y de los animales, la “Pequeña Ing” como la llaman sus seguidores, nació en Taipei el 31 de agosto de 1956 en el seno de una familia de 11 hijos -de los cuales es la menor- que no contaba con antecedentes políticos.

En Taiwán es conocida por su amor por los animales y tiene como mascotas a los gatos Cookie y Ah Tsai, que la acompañan a muchas partes.

La presidenta electa se suma a otros mandatarios y jefes de Estado como Barack Obama (Estados Unidos), que tiene dos perros: “Bo” y “Sunny”, y Vladimir Putin (Rusia), quien cuenta con tres canes “Buffi”, “Yume” y “Kooni”.

También tienen mascotas los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, que tiene a su gato “Hugo”, y el recién asumido presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien tiene al perro “Balcarce”, entre otros.

La flamante mandataria, que asumirá el cargo mañana viernes, es soltera y cuenta con un doctorado en Derecho de la London School of Economics, la prestigiada Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres.

Tsai Ing-wen se impuso con un contundente 56 por ciento de los votos frente a su más cercano perseguidor, Eric Chu, del Partido Nacionalista (Kuomintang), quien obtuvo 31 por ciento en las elecciones del pasado 16 de enero.

En materia de innovación, Tsai ha delineado en sus mensajes políticos que dará prioridad a cinco principales industrias: biotecnología, el internet de las cosas, la energía verde, la maquinaria de precisión y la defensa nacional.

Asimismo, Buscará cinco reformas políticas en materia de Justicia generacional, Intituciones gubernamentales, Reforma del Poder Judicial, Justicia Transicional -para pedir perdón a las tribus aborígenes por la opresión y explotación sufridas- y poner fin al partidismo para fomentar la solidaridad interna y mostrar un Taiwán unido.

De acuerdo con su biografía política oficial, la gobernante electa “dedicó la mayoría del tiempo de la primera parte de su vida a los estudios académicos”.

“Se graduó del Colegio de Derecho de la Universidad Nacional de Taiwán, obteniendo posteriormente una maestría en Derecho en la Universidad Cornell”, además del doctorado en Derecho alcanzado en Londres.

Tsai se especializó en economía política internacional y los asuntos de redistribución causados por la globalización y los cambios en la estructura de la economía global.

Su tesis doctoral versó sobre “Prácticas comerciales injustas y medidas de protección”, que discute el alcance en que los mecanismos de protección se pueden implementar dentro de un sistema de mercado global.

Ingresó a la vida política en 1986, dada su experiencia en el comercio internacional, y se destacó en las negociaciones para el ingreso de Taiwán en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En 2000, fue designada ministra del Consejo para los Asuntos de China Continental y supervisó el establecimiento de los servicios postales, comerciales y de transportes entre China continental y las islas aledañas de Quemoy y Matsu.

También las disposiciones para legalizar las inversiones taiwanesas en China continental, con la que mantiene episodios de altas y bajas de tensión desde 1949, cuando los nacionalistas se replegaron aquí en el marco de la guerra civil china.

Desde entonces, el gigante asiático considera a la isla como parte de su territorio.

Tsai se unió al Partido Democrático Progresista, con el que llegó al poder, en 2004. Entre 2005 y 2006 fue legisladora de representación proporcional y viceprimera ministra de 2006 a 2007.

Taiwán, una isla con 23 millones de habitantes, está separada del territorio de China continental por apenas 180 kilómetros de aguas que forman el Estrecho de Taiwán.

También podría gustarte