Líder agrario asegura que Venezuela perdió su soberanía alimentaria

Caracas, 24 May (Notimex).- Venezuela perdió su soberanía alimentaria por el desplome en la producción de bienes de consumo y un esquema de importaciones limitado por la caída en los ingresos petroleros, afirmó el dirigente agrario Pablo Arturo Cortez.

“El cúmulo de políticas económicas oficiales erradas, en materia agrícola y pecuaria, sólo nos trajeron escasez y hambre”, alertó Cortez, quien es secretario general de la Federación de Productores Agropecuarios de Venezuela (FPAV).

En entrevista con Notimex, Cortez afirmó que pese al financiamiento por el aumento de la cartera agrícola, los recursos se diluyeron debido a los altos costos de producción, deudas y el pago de maquinarias, por lo que sólo una pequeña parte se destinó a invertir.

Explicó que los pésimos resultados obtenidos en materia de producción agrícola se explican por la baja rentabilidad que originan los controles de precios y su congelamiento por largos periodos, sumado a la escasez de insumos, entre otros aspectos.

“Con controles de precios y un tipo de cambio apreciado en términos reales, el gobierno prefiere importar alimentos abaratados artificialmente antes que fijar precios rentables para los bienes producidos en el país”, aseveró el líder gremial.

Destacó que muchos alimentos procesados que antes se producían en Venezuela en cantidades suficientes ahora se importan, como es el caso de los quesos, leche pasteurizada, guisantes, mantequilla, aceite vegetal, pasta de tomate, palmitos y sardinas enlatadas.

Dijo que parte importante del desordenado, ineficiente e inútil ajuste que el gobierno aplica para enfrentar la reducción de la renta petrolera se afianzó en el recorte de las importaciones, lo cual golpeó severamente al pueblo venezolano, pues aumentó el desabastecimiento.

“Podemos afirmar que en el caso de las importaciones agroalimentarias per cápita, éstas se redujeron entre 2013 y 2015 en un 28 por ciento, lo que ha agravado la disponibilidad de alimentos, pues tampoco ha aumentado la producción nacional”, aseveró.

Cortez consideró que el gobierno “debe establecer una política de revisión constante de los precios, más en una economía como la venezolana afectada por una alta inflación, de esta forma la vía para una mayor producción de alimentos cultivados en el país podría quedar despejada”.

También podría gustarte