Lesiones musculares, las más comunes entre deportistas

México, 31 May (Notimex).- Entre las lesiones durante la actividad deportiva, las musculares representan el más alto porcentaje, y para atenderlas en forma adecuada se requiere de la intervención de traumatólogos, entrenadores deportivos, rehabilitadores, fisioterapeutas y profesores de educación física.

Por ello, conocer los mecanismos de la regeneración muscular es trascendental, dijo el catedrático e investigador de la Universidad de Córdoba, España, José Peña Amaro, al participar en la IX Clínica de Actualización Deportiva, organizada por la Escuela Superior de Medicina (ESM) y la Dirección de Desarrollo y Fomento Deportivo del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Destacó la necesidad de que los entrenadores y médicos del deporte posean los conocimientos fundamentales en materia de la composición, estructura y características de los tejidos musculares para comprender mejor las lesiones y contar con mayores herramientas para su atención.

Peña Amaro explicó que la función de los músculos es contraerse, pero sus células no tienen la capacidad de dividirse y por sí solas no pueden regenerar el tejido, por ello se fusionan con células satelitales (troncales) para activarse.

En el encuentro, presidido por el director de la Escuela Superior de Medicina, Eleazar Lara Padilla, y el jefe de la División de Fomento Deportivo, Ricardo Peñaloza Méndez, dijo que al realizar ejercicio, se producen microlesiones como consecuencia del esfuerzo mecánico, lo cual activa las células satelitales.

El experto en Histología muscular explicó en un comunicado que la hipertrofia muscular es el aumento en la sección fisiológica transversal de los músculos que ocurre por el engrosamiento de las fibras musculares y por el número de tejidos capilares en el tejido muscular.

Aclaró que la hipertrofia muscular generalmente se presenta en atletas que practican deportes anaeróbicos en los que repiten sucesivamente un mismo ejercicio, como el culturismo, la halterofilia y el fitness.

Indicó que la transición de un tipo de fibra muscular implica procesos variados y complejos, pero el músculo esquelético es un tejido dinámico con gran capacidad de adaptación, tanto anatómica como fisiológica.

El músculo esquelético en el ser humano representa aproximadamente 40 por ciento del peso corporal total, por lo que alteraciones en la estructura muscular representan grandes cambios a nivel estructural en el individuo.

Mencionó que quienes corren un maratón tienen lesiones serias debido a que se produce una degeneración de la fibra muscular, lo cual genera un proceso inflamatorio. Por lo anterior, es muy importante no administrar antiinflamatorios para no interrumpir el mecanismo de regeneración natural.

Una inmovilización puede evolucionar hacia fibrosis, lo más conveniente es que el músculo siga trabajando, “pero todo depende del tipo de lesión”, agregó Peña Amaro.

Precisó que la regeneración de una lesión masiva conlleva un proceso de varias fases y si en alguna de ellas hay interferencia, es posible que en lugar de sanar el músculo, el paciente presente fibrosis, lo cual da origen a una inadecuada contracción muscular y a consecuencias funcionales.

También podría gustarte