Legado transgresor del ilustrador Julio Ruelas se mantiene vigente

México, 15 Sep (Notimex).- A 109 años de su muerte, ocurrida el 16 de septiembre de 1907, el legado del ilustrador mexicano Julio Ruelas se mantiene vigente a través del festival que en su honor se realiza en Zacatecas.

Este año, del 18 al 20 de agosto, se llevó a cabo la segunda edición del Encuentro Urbano 2016 “Todo sobre Ruelas” y tuvo entre sus actividades improvisaciones de slam, rap, guapango y décimas.

Además de exposiciones-homenaje, talleres de grabado, un conversatorio para hablar de “Julio Ruelas, El transgresor sensual”, el Encuentro de Grabadores “Recordando a Julio Ruelas” y para cerrar, un concierto con Ely Guerra, como informaron en su momento medios locales.

Julio Ruelas nació el 21 de julio de 1870 en Zacatecas, hijo del diputado Miguel Ruelas y de Carmen Suárez. Las actividades de Don Miguel llevaron a la familia a la Ciudad de México.

Tanto Julio como sus hermanos Aurelio, Miguel y Alejandro, siempre demostraron un gran interés artístico. Julio comenzó su formación artística en la Academia de San Carlos, donde adquirió sus primeros conocimientos sobre la técnica en la pintura y gracias a una beca y al apoyo familiar, ingresó a la Escuela de Arte de la Universidad Karlsruhe, Alemania, donde fue influenciado por el célebre pintor Suizo Arnold Böcklin.

Una vez concluida su estancia en el país europeo, Julio regresó a la Ciudad de México para integrarse a los círculos intelectuales y artísticos y en 1898 al lado de varios simbolistas de la Academia de San Carlos, fundó la “Revista Moderna” donde fungió como ilustrador y difusor cultural, señala el portal “www.artepinturaygenios.com”.

En 1904 el ilustrador volvió a Europa pero en esta ocasión eligió la ciudad de París como destino, con la intención de conocer y aprender la técnica de grabado en aguafuerte. Posteriormente realizó sus obras más potentes y emblemáticas: “La princesa cautiva” y “La medusa”.

Ruelas es considerado un pintor excepcional, enigmático, rebelde, transgresor, sátiro, mordaz y romántico, además de que fue el emblema del modernismo y simbolismo mexicano.

Figura poderosa, brillante y bohemia, sus múltiples trabajos han representado con su elegante y vivo dominio de la línea a una de las carreras más alabadas entre los artistas latinoamericanos.

Pocos imaginarían que la vida del ilustrador acabaría el 16 de septiembre de 1907, cuando apenas tenía 37 años de edad, a causa de una asfixia provocada por la tuberculosis que había contraído previamente.

De acuerdo con información biográfica difundida por “www.esteticas.unam.mx”, Julio Ruelas escribió una carta de despedida a su amigo Jesús Lujan, entonces director de la “Revista Moderna”.

“Esto no tiene remedio. Sólo quiero un último favor: que me sepulten en el cementerio de Montparnasse, y si no es mucho pedir consiga una fosa contigua a la barda que da al boulevard, para que desde allí pueda yo descansar oyendo el taconeo de las muchachas del barrio…”.

El artista Jorge Enciso, quien estuvo presente en el momento de la muerte del ilustrador, escribió: “Consciente del fatal momento, Ruelas urgía al médico para que le aliviara la presión de la tráquea que le impedía respirar, en un momento de desesperación y como un niño asustado, llamó a su madre para después quedarse quieto con la quietud de la muerte”.

Un año después de su fallecimiento las firmas de destacados intelectuales de la literatura latinoamericana, le rindieron homenaje en un acto organizado por la Revista Moderna, de acuerdo con la página “artepinturaygenios.com”.

También podría gustarte