Lectura, actividad recomendable para el asueto de Semana Santa

Por Manuel Rosales Padilla. Corresponsal

Tijuana, 25 Mar (Notimex).- El periodo de Semana Santa, además de ser propio para la reflexión espiritual y aprovechamiento del asueto para visitar lugares de interés, se presta para desarrollar también una actividad no menos apasionante que los viajes: la lectura.

Aunque es en cualquier tiempo y lugar podemos disfrutar del sabor de la lectura, temporadas como la presente son ideales para leer o para escribir, pues existen los tan socorridos espacios de silencio, “más de lo normal para esta actividad”.

“Hay más espacio para la meditación”, consideró la presidenta de la Unión de Libreros de Tijuana, Vianett Medina, quien incluso recomendó varios títulos de interés o entretenimiento que se pueden abordar ahora que queda más tiempo para la recreación.

“Un libro muy recomendable para este tiempo es ‘El silencio de los cuerpos, relatos sobre feminicidios’”, indicó la también promotora cultural y comunicadora radiofónica con un espacio de difusión cultural, y reseña:

“El silencio de los cuerpos, no sólo cuenta sobre feminicidios. Es un compendio que incluye textos de escritoras mexicanas como Cristina Rivera Garza, Raquel Castro, Gabriela Damián y Tania Tagle, y da cuenta de trasfondos de zozobra en que se desarrolla la vida de las mujeres en México.

“Los relatos de nueve escritoras, de edades y geografías un tanto distantes, completan un álbum que familiariza a las víctimas y a las sufrientes. Más que un reporte, son una invitación a humanizar la mirada hacia el dolor y la pérdida de otras mujeres”, expuso.

Para el escritor Daniel Salinas Basave, ganador del Premio Bellas Artes de Ensayo Literario 2015 en la ciudad de Durango, con el título “El lobo en su hora, la frontera narrativa de Federico Campbell”, la lectura no es para un día en específico.

“Recomiendo la lectura en vacaciones y en días ajetreados; en Navidad o en Pascua, bajo la lluvia o bajo el sol, en la nieve o en el desierto. Vaya, un solo día de la vida sin lectura, simplemente no es concebible”, manifestó.

Sin embargo, “si para mucha gente las vacaciones son un buen momento para leer, pues adelante, manos y ojos a los libros que la vida se acaba y hay más literatura que vida”, consideró el ensayista neolonés avecindado en Tijuana.

Y es que el libro, “es el mejor amigo del mar, la montaña, de la aventura y la mochila. Leer y viajar son placeres simbióticos. Me gustan los libros llenos de arena de mar o de lodo del campo, con hojas secas y tierra, libros paseados y con kilometraje como uno”, dijo.

Y recomendó para este tiempo, “para los cristianos que quieren encontrarse con los orígenes de su culto esta Semana Santa, El Reino, de Emmanuel Carrére; Los Diarios de Emilio Renzi, de Ricardo Piglia”.

También, “La forma de las ruinas”, de Juan Gabriel Vázquez, así como “La casa del dolor ajeno”, de Julián Herbert. Incluso, anunció su próxima producción literaria, “Vientos de Santa Ana”, que se sumará a su obra, la mayoría galardonada.

Para la bibliotecaria Rosa María González, leer también es una buena opción para disfrutar la tranquilidad que proporcionan asuetos como el de Semana Santa, una actividad que también nos permite viajar hacia otros lugares u otros tiempos.

La responsable de uno de los centros de lectura pertenecientes a la Dirección de Bibliotecas Públicas Municipales del ayuntamiento local, indicó que por títulos como “El Diario de Greg”, niños y jóvenes de 11 a 15 años “hacen fila para leerlo”.

El gusto por algunos géneros específicos depende de la edad, de las aficiones y de las propias experiencias que se van acumulando, lo que guía la preferencia por determinados temas literarios, refirió la maestra en Cultura Escrita.

También podría gustarte