Laura Pausini llena el Auditorio Nacional de romance y energía

México, 12 Ago (Notimex).- Con una velada única en la que sus éxitos y sus letras románticas fueron cantados de principio a fin, Laura Pausini renovó sus votos de cariño con su público mexicano, a quienes les cumplió su palabra de apoyar a su discípulos del programa “La voz… México”.

Kike Jiménez, ex concursante de dicha emisión, fue el encargado de calentar los ánimos en la velada, donde el público le entregó su cariño.

A pesar de la intensa lluvia que azotó la Ciudad de México, el Auditorio Nacional lució totalmente lleno en el recital que forma parte de su gira internacional “Similares”, que arrancó en junio en Milán.

“Gracias por estar aquí”, dijo Pausini, quien lució un elegante y sencillo vestido verde botella para la velada, donde su audiencia fungió como corista de principio a fin.

Así la intérprete ofreció hits como “Similares”, “Enamorada” y “Amores extraños”.

la intérprete también aprovechó para hacer énfasis en su amor por México y muy a su estilo recordó el significado de los colores de la bandera mexicana, para entonar dulcemente un popurrí de temas que la han hecho entrar en el gusto del público.

Un sencillo pero atractivo escenario compuesto por luces y grandes pantallas, en las que se proyectaba cada paso de la artista, sirvió de marco para las interpretaciones de la europea, que contagió de calidez y energía.

“Con la música en la radio”, “Bienvenido”, “Yo canto”, “Es la música” también formaron parte del repertorio, previo a que la italiana compartiera con el público uno de los momentos más especiales en su vida, la llegada de su hija Paola.

Externó asimismo los momentos de tristeza que sufrió al pensar que no podría cumplir su sueño de ser madre y la felicidad que le produjo saber que estaba embarazada, y entonces sonaron los acordes de “Celeste” y “A ella le debo mi amor”.

Siguió entonces “Entre tú y mil mares”; pero con “La soledad” subió al escenario a Carlos, un joven de Mérida que asistió, sin imaginar que cantaría de la mano de Pausini.

El público disfrutó también de “En cambio no”, “Primavera anticipada”, “Gente” , así como su clásico “Se fue” que cantó a ritmo de salsa y a dueto con uno de sus coristas.

Entre aplausos y muestras de cariño, entonó “Víveme” y fue en este mismo tema donde interpretó un fragmento en italiano a petición de sus seguidores, que a través de las redes sociales le hicieron llegar sus deseos.

Laura abrió su corazón recordando que sus temas son autobiográficos y que los siguientes serían de un periodo difícil, donde la música la ayudó a superarlo: “Dispárame, dispara”, “Pregúntale al cielo” y “Escucha atento”.

“Como si nos hubiéramos amado”, “Quiero decirte que te amo”, “Inolvidable”, “Las cosas que vives” y en la recta final la cantautora fungió como cupido de una pareja de jóvenes.

Así, Julio y Luis refrendaron su amor y se comprometieron ante 10 mil almas, mientras que Pausini constató la unión con “Nuestro amor de cada día”.

“El amor es uno solo y quiero que lo disfruten al máximo”, dijo la intérprete a la pareja de enamorados, que no daban crédito a lo sucedido arriba del escenario.

Para despedir el recital sonaron los temas “Limpio”, “Yo estuve” y “Lado derecho del corazón”, entre otros.

También podría gustarte