Juez aplaza decisión sobre corrupción presidencial en Guatemala

Guatemala, 21 Jul (Notimex).- Un tribunal pospuso hoy la resolución en un proceso por corrupción que involucra a 57 políticos y empresarios encabezados por el expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos encarcelados.

El titular del Juzgado de Mayor Riesgo “B”, Juan Carlos Gálvez, aplazó para mañana viernes la audiencia del llamado caso Cooptación del Estado de Guatemala, cuando decidirá si se envía a proceso a los 57 acusados.

En una prolongada exposición ante las partes, el juez Gálvez analizó los medios de prueba presentados por el Ministerio Público de la investigación conjunta con la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El juzgado está a cargo de los casos Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), Coperacha y Cooptación del Estado de Guatemala, que implican estructuras criminales y de corrupción que serían dirigidas por Pérez Molina y Baldetti.

Gálvez aclaró que se trata de un solo proceso y que los tres casos fueron divididos y nombrados de esa manera por el Ministerio Público (MP) de acuerdo con los resultados de las investigaciones.

El caso TCQ se refiere a un contrato anómalo de ampliación de las obras del principal puerto comercial del país, en tanto que la Coperacha tiene que ver con recolecciones de fondos públicos para obsequiar a los entonces presidente y vicepresidenta.

Según el MP y la CICIG -dependencia de las Naciones Unidas que colabora en la lucha contra el crimen organizado-, ministros y altos funcionarios debían contribuir con recursos del presupuesto para regalar lanchas, avionetas, helicópteros y motocicletas, entre otros.

La llamada Cooptación fue definida por la CICIG como una “megaestructura” criminal y de corrupción que obligaba a pagar jugosas comisiones por los contratos con el Estado, que se repartían entre los dos mandatarios y el partido oficial.

El juez mencionó en su exposición que los colaboradores de Pérez Molina y Baldetti, quienes asumieron el 14 de enero de 2012, gestionaron regalados una avioneta de seis millones de dólares para el presidente y un moderno jet para la vicepresidenta.

Indicó además que Baldetti habría tenido que trabajar al menos 25 años en ese cargo para pagarse algunas de las costosas propiedades y bienes que figuran a su nombre, como un jet de seis millones de dólares.

El juez también dijo que no valorará las declaraciones de Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti y ahora testigo protegido del MP -cuyo testimonio hunde a los exmandatarios- y que se basará en dictámenes de autoridades como Aeronáutica Civil.

“Baldetti descalifica y llama delincuente a Monzón, pero esta persona fue un colaborador estrecho de la Vicepresidencia y entonces eran su responsabilidad los funcionarios a su cargo”, añadió el magistrado.

La audiencia de primera declaración del caso, que abrió el pasado 13 de junio, se realiza en la Sala de Vistas -la mayor de la Torre de Tribunales- del Organismo Judicial, centro de la capital.

Se prevé que este viernes se emita la resolución del caso, que vincularía a proceso a los 57 detenidos, incluidos el expresidente Pérez Molina, y la exvicepresidenta Baldetti.

Pérez Molina renunció el pasado tres de septiembre por el escándalo de corrupción, de contrabando y evasión fiscal conocido como La Línea, y está en prisión provisional desde esa fecha.

Baldetti, como Pérez Molina, está acusada de lavado de dinero, cohecho pasivo, caso especial de estafa aduanera, y dimitió por el mismo caso de La Línea el ocho de mayo del 2015 y fue detenida en agosto de ese año.

También podría gustarte