Juan Gabriel y sus problemas con los impuestos

 

Juan Gabriel, "El Divo de Juárez", cantante

La fortuna que el cantautor mexicano Juan Gabriel acuñó a los largo de su exitosa carrera es por demás extensa, como lo fue la lista de sus problemas hacendarios que enfrentó por la evasión de impuestos que se le imputó en más de una ocasión, llevándolo incluso a ser detenido.

Al respecto, “El Divo de Juárez”, declaró en algunas ocasiones que siempre salía librado por los acuerdos que alcanzaba con las autoridades y fuerzas políticas en turno. Muestra de ello fue cuando tuvo que realizar un spot para la campaña presidencial del priista Francisco Labastida Ochoa, en el año 2000, en la que logró popularizar la canción “Ni Temo, ni Chente, Francisco va a ser presidente”,  a cambio de que le ayudarán a pagar parte de sus impuestos.

En los años 1994 y 1997 ‘Juanga’ fue culpado de evasión de impuestos, imputaciones de las que salió librado, para que tres años más tarde, en el 2000, fuera nuevamente culpado por no haber pagado casi 17 millones de pesos de impuestos, por lo que tuvo que rematar varias de sus propiedades.

En 2003 nuevamente se vio envuelto en un problema del mismo tipo, al no pagar lo impuestos por dos casas en Torreón, Coahuila, pero fue en 2005 cuando fue detenido en el aeropuerto de Ciudad Juárez por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) para que respondiera por el delito de defraudación fiscal por un monto superior a 4 millones de pesos.

En 2014 los problemas por impuesto continuaron para Juan Gabriel, quien casi perdió un rancho en Florida, Estados Unidos, porque su hijo Iván Aguilera Salas no pagó los impuestos correspondientes, caso del que, como en todos, salió librado.

También podría gustarte