Jóvenes utilizan modificación genética para crear sustituto de unicel

0

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

León, Gto., 1 Oct (Notimex).- La empresa ambientalista Polybion, encabezada por cuatro jóvenes emprendedores de Guanajuato, creó el biomaterial Fungicel, un sustituto del unicel para embalaje y envase de productos que se genera a partir de la modificación genética de hongos endémicos del país.

En entrevista con Notimex, el CEO de la Star-up, Axel Gómez-Ortigoza Aguirre, señaló que este proceso de laboratorio genera que el sustituto sea compostable, es decir que en 30 días estará completamente degradado al convertirse en tierra y sirviendo como abono para las plantas.

“Es compostable porque lo biodegradable tarda como tres años en degradarse y no lo hace del todo y esto sí, porque después se convierte en tierra y es nutritivo para las plantas”, destacó quien es expositor en el Congreso WUConference.

El proceso para la creación de este material y en donde radica su innovación, explicó, se base en la modificación genética que se lleva a cabo con los hongos que son recolectados en varias partes del país, como en la delegación Cuajimalpa, donde cada año se realiza la Feria del Hongo.

“Modificamos el hongo con que se hacen para darles características nunca antes vistas, por ejemplo que tenga una textura de algodón, que tenga olor a futas o que el proceso sea más rápido que en vez de producir 700 piezas al mes podamos producir mil 400.

“La mayoría son hongos endémicos mexicanos, de ahí tú tomas el ADN de la proteína que elijas, por ejemplo si a un champiñón lo quieres azul entonces buscas la proteína que lo vuelva azul; después esta proteína se la insertas al hongo y ya dejas que crezca la modificación genética la cual la haces sólo una vez y la técnica ya es para toda la vida”, aseveró.

El también ingeniero en biotecnología apuntó que una vez modificado el hongo con alguna proteína que aporte a su objetivo que en este caso es el de ser composta, éste es colocado en moldes de plástico a los cuales se les añaden también desechos agrícolas que servirán para que el hongo se alimente y crezca, proceso que tarda 10 días.

“En el momento en que lo sacamos del molde de plástico donde crece a la forma de este, el hongo está vivo, entonces lo que hacemos es sacarlo y esterilizarlo para matarlo y así cuando se venda ya no existirá un organismo vivo en el producto”, dijo.

Con un año en el mercado, donde han trabajado hasta el momento con el embalaje y envase de una botella de mezcal, Gómez-Ortigoza Aguirre mencionó que esta idea fue traída por él después de un viaje a Estados Unidos, donde una empresa de Nueva York presentó una idea similar.

“De ahí surge la idea de querer hacer esto en México porque además esta empresa que le produce a importantes marcas de electrónicos en el mundo, su patente no llega a México y a Latinoamérica entonces nuestro objetivo es tomar estos mercados”, destacó.

El joven aseveró que esta idea además surgió de la necesidad de una alternativa para el consumo masivo de unicel, material que al año genera más de 13 millones de toneladas de basura a nivel mundial y que se especula, tarda miles o hasta millones de años en degradarse completamente.

Actualmente PolyBion se encuentra ubicada en Celaya con una planta piloto que tiene capacidad de producir alrededor de 700 piezas de sus productos insignias, como son el protector esquina estándar que se puede usar en el embalaje de cualquier producto con forma cuadrada como refrigeradores y bocinas, además de sus protectores para botellas de vino.

“Necesitamos una inversión de un millón de dólares para ampliar nuestras instalaciones y poder generar lotes más grandes con el fin de llegar a un mercado más amplio que contemple importantes marcas de electrodomésticos”, dijo.

Por último, el ingeniero en biotecnología destacó que si bien la producción de este material es más económica que la del unicel, la empresa lo venderá en un costo más elevado ya que aún no está preparada para hacerle una competencia directa a este nicho.

También podría gustarte