Joven poblano se reúne con su mamá en EUA después de 21 años

Puebla, 22 Jun (Notimex).- La Fiscalía General del Estado informó que Steve Hernández logró reunirse nuevamente con su mamá en Estados Unidos, después de 21 años de no verla, tras un proceso de investigación y muestra de ADN.

La dependencia estatal indicó que a través de la Dirección General de la Agencia Estatal de Investigación recibió a principios de mayo una solicitud de colaboración del Departamento de Justicia de San Diego, California, para contactar con Steve Hernández Mancia.

Lo anterior porque tenían conocimiento que él radicaba en el municipio Zacapoaxtla con familiares.

Detalló que de acuerdo con un detective estadounidense Steve podría tener parentesco con María Mancia, una mujer que vive en la Unión Americana y que solicitó apoyo para buscar a su hijo que no veía desde hace 21 años.

Steve radicaba en Estados Unidos con sus padres, sin embargo después de una fuerte discusión familiar su progenitor decidió traerlo a México cuando apenas contaba con un año.

Precisó que María Mancia llegó a su domicilio y encontró todo en desorden; en primera instancia consideró que se trataba de un robo, pero lo único sustraído en su domicilio era a su hijo, así como sus papeles, incluido un ultrasonido con el que podía ser identificado.

Por lo anterior, la madre de Steve acudió al Departamento de Justicia de California con la finalidad de dar con su paradero, no obstante al paso de los años la esperanza de verlo se desvanecía al sólo contar con una fotografía muy antigua y borrosa del niño.

Ante esto se solicitó una muestra de ADN, por lo que a la Fiscalía de Puebla llegó un paquete que contenía material especial para la toma y recolección de la muestra de tipo bucal.

Para tal efecto se designó a Marcial Pérez, agente estatal de investigación que se encargó de ser el vínculo entre Steve y autoridades de California, con la finalidad de tener la certeza de que se trataba del hijo de María.

Precisó que el 9 de mayo pasado Steve acudió a la institución, fue conducido al Instituto de Ciencias Forenses, en donde una mujer perito en materia de genética le explicó detalladamente la diligencia y procedió a la toma de una muestra.

Acto seguido la prueba fue remitida al departamento de Justicia de California, y al llevar a cabo el análisis de la misma y compararla con la muestra que también se le practicó a María en el vecino país del norte se obtuvo que el ADN de ambos era coincidente.

Señaló que los investigadores de California se comunicaron con madre e hijo para darles la buena noticia, por ello Steve viajó el jueves pasado para reunirse finalmente con su progenitora y ahora viven juntos en dicho estado de la Unión Americana después de 21 años.

También podría gustarte