Jerarca musulmán aboga por la paz y rechaza violencia de extremistas

Por Pablo Palomo Reyna. Enviado

Londres, 12 Ago (Notimex).- Miles de musulmanes clamaron hoy por la paz mundial y la hermandad entre los hombres y rechazaron los actos terroristas perpetrados alrededor del mundo por extremistas islámicos, durante la 50 reunión anual Jalsa Salana.

El jalifa Mirza Masroor Ahmad fustigó a los grupos extremistas que se apartan de los preceptos religiosos y atentan contra poblaciones inocentes en nombre del islam.

El máximo líder espiritual de la Comunidad Musulmana Ahmadía inauguró la 50 Jalsa Salana, que concluirá el próximo domingo en un campamento ubicado en Alton, 65 kilómetros al oeste de Londres.

En su mensaje por el inicio de la reunión este viernes, el jalifa consideró que sería irrelevante que se cumplieran 50 o 100 años de la celebración de los musulmanes, sino se aplican sus valores de solidaridad y hermandad entre los hombres.

El guía espiritual aseveró que, pese a todas las dificultades y flagelos, como la violencia, que amenazan a la humanidad, “no hay excusa para la paz mundial”.

Reiteró que los musulmanes, que constituyen numerosas poblaciones de “hermanos” en más de un centenar de naciones, oran por la paz y rechazan la violencia en todas sus formas.

En ese sentido, afirmó que los extremistas se alejaron del “principio de oro” de la hermandad entre los hombres y matan con una motivación religiosa a todas luces infundada.

El líder religioso abogó por terminar con las acciones extremistas que solo causan dolor y muerte, y ratificó los valores que identifican a su comunidad, resumidos en la frase “Amor para todos. Odio hacia nadie”.

La reunión Jalsa Salana Reino Unido 2016 fue inaugurada este viernes bajo el lema “50 años promoviendo la unión, la hermandad y la paz”.

Organizadores indicaron que en los tres días que durará el encuentro se espera la asistencia de unos 50 mil fieles y dirigentes de la Comunidad Musulmana Ahmadía, procedentes de casi un centenar de naciones.

La actividad se realiza en un extenso terreno a las afueras de Londres, con la vigilancia de grupos de la comunidad, quienes se encargan del orden y de prevenir posibles incidentes ante la numerosa concurrencia.

“Es como una pequeña peregrinación a La Meca”, afirmó uno de los entusiastas asistentes a la 50 convención anual en el Reino Unido de la Comunidad Musulmana Ahamdía.