Jean Paul Sartre trascendió como representante del existencialismo

México, 19 Jun (Notimex).- El filósofo, escritor y dramaturgo francés Jean Paul Sartre, nacido el 21 de junio de 1905, se erigió como uno de los principales representantes del existencialismo, corriente en la que ponderó la libertad de pensamiento y acción del ser humano.

Sartre creció bajo el cobijo de su madre Anne-Marie Schweitzer y con el respaldo de sus abuelos, pues su padre Jean-Baptiste Sartre murió cuando él apenas tenía un año, de acuerdo con el portal “www.buscabiografías.com”.

Estudió en la École Normale Supérieure de 1924 a 1929, donde conoció a Simone de Beauvoir (1908-1986), quien fue su compañera de vida y con la que compartió sus intereses filosóficos e intelectuales, añade el portal “www.biografíasyvidas.com”.

Posteriormente, se desempeñó como profesor de filosofía y en 1933 obtuvo una beca para estudiar en Alemania, donde se relacionó con el pensamiento de Edmund Husserl (1859-1938) y Martin Heidegger (1889-1976).

En 1938 publicó “La náusea”, novela en la que plasmó los principios del existencialismo, y en la que refiere su reconocido postulado en torno a que la existencia precede a la esencia.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fue hecho prisionero por los alemanes y una vez libre continuó con su labor en la enseñanza y a partir de entonces forjó una gran trayectoria como pensador y escritor.

En 1943 publicó “El Ser y la Nada”, su obra filosófica más conocida y en la que plantea que el ser humano crea su propio mundo, pues la conciencia sitúa al hombre ante la posibilidad de elegir lo que será, basado en la condición de la libertad humana, premisa que caracterizó su quehacer filosófico.

En colaboración con Raymond Aron (1905-1983) y Simone de Beauvoir, fundó la revista “Les Temps Modernes”, una de las publicaciones más influyentes de la posguerra, que lo llevó a un acercamiento con la izquierda, de acuerdo con datos difundidos por la misma fuente.

El autor de la “Crítica de la razón dialéctica” (1960), cuya obra filosófica tuvo gran acogida en Estados Unidos y Europa, fue reconocido en 1964 con el Premio Nobel de Literatura, pero lo rechazó por considerar que aceptarlo comprometía su integridad como escritor.

Las obras de Sartre se enriquecieron con las ideas de Edmund Husserl, Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831) y Martin Heidegger, y la teoría social de Karl Marx (1818-1833), que derivó en lo que se conoce como existencialismo, abunda al respecto el sitio “www.epdlp.com”.

Entre sus obras destacan las novelas “La Náusea” (1938) y la serie narrativa inacabada “Los caminos de la libertad”, que comprenden “La edad de la razón” (1945), “El aplazamiento” (1945) y “La muerte en el alma” (1949), así como “El existencialismo es un humanismo” (1946), por mencionar algunas.

También las piezas teatrales “A puerta cerrada” (1944), “La puta respetuosa” (1946) y “Los secuestradores de Altona” (1959); su autobiografía, “Las palabras” (1964) y una biografía del autor francés Gustave Flaubert, “El idiota de la familia” (1971-1972) entre otros.

En 1975 se inició el progresivo quebranto de su salud; la ceguera lo apartó de la lectura y la escritura durante los últimos años de su vida. El filósofo y novelista francés falleció el 15 de abril de 1980 en París, según referencia de la Enciclopedia Británica.