Jared Lee Loughner se declara culpable de disparar en Arizona

0
Jared Lee Loughner

Loughner evita con esta acción la pena de muerte y la asumió poco después de que un juez federal determinara que el acusado estaba apto para afrontar juicio tras de que fuera sometido varios meses a medicación obligatoria para tratarle la esquizofrenia.

En un momento, el juez Larry A. Burns preguntó a Loughner si comprendía los cargos presentados contra él y que el gobierno necesitaba sentenciarlo. “Sí, lo comprendo”, contestó Lughner, de 23 años y quien tiene estudios universitarios inconclusos.

El juez dijo que Loughner era ya una persona distinta, con capacidad para colaborar con su defensa. Burns señaló que tras observar a Loughner en el tribunal “no le quedaba duda de que (el acusado) es consciente de lo que sucede hoy”.

Loughner afronta una sentencia de prisión perpetua sin posibilidad de que alguna vez se le conceda la libertad condicional.

Lo acontecido en la audiencia complació a algunas de las víctimas, como Giffords, ya que se evitará un juicio largo y posiblemente traumático, así como años de controversias judiciales en torno a la pena de muerte.

“Son incalculables el dolor y las pérdidas derivadas de los sucesos del 8 de enero de 2011”, expresó Giffords en una declaración conjunta con su esposo, Mark Kelly. “Evitar un juicio nos permitirá continuar con nuestra recuperación, y esperamos lo mismo para toda la comunidad del sur de Arizona“.

Los expertos concluyeron que Loughner sufre esquizofrenia, en tanto que las autoridades de una prisión federal lo sometieron durante más de un año a tratamiento forzoso con medicamentos psicotrópicos.

La psicóloga Christina Pietz, asignada por la corte, rindió testimonio durante una hora y señaló que a su parecer, Loughner ya está apto para afrontar el juicio. Loughner escuchó tranquilamente sin inmutarse. Tenía los brazos cruzados sobre el abdomen, estaba un poco reclinado hacia adelante y miraba fijamente a Pietz.

También podría gustarte