Jalisco enfrenta diversos retos para combatir la obesidad infantil

Guadalajara, 20 Ago (Notimex).- Mayor eficiencia en la aplicación de los presupuestos públicos, mejor coordinación entre dependencias públicas e instancias privadas, combate frontal a la obesidad desde la etapa en gestación y participación total de familia, comunidad y sociedad, son las bases para lograr una niñez más sana en Jalisco.

Panelistas, especialistas, personal médico y demás participantes de la Mesa de Trabajo organizada por la Comisión de Salud del Congreso local denominada “Salud Integral del Niño”, plantearon propuestas y puntos de vista encaminados a integrar la reforma general a la Ley de Salud del Estado.

Calificaron las propuestas mencionadas como las principales medidas a tomar de cara a promover y preservar la salud en los menores, objetivo que debiera ser fundamental en los planes del gobierno y la sociedad en general.

Añadieron que si se cuenta con niños sanos, será mucho más alta la probabilidad de alcanzar adultos igualmente saludables.

Norma Quezada Figueroa, jefa del Departamento de Reproducción Humana de la Universidad de Guadalajara, apuntó que la legislación debe enumerar artículos encaminados a lograr una nueva cultura de salud, donde participe la familia, la escuela, el Estado y la comunidad en general.

Además, expuso que luego de la atención primaria donde se identifica un problema o padecimiento que requiere tratamiento especial, en muchas ocasiones no existe la coordinación para darle el seguimiento idóneo.

La diputada de Movimiento Ciudadano, María del Consuelo Robles Sierra, quien es presidenta de la Comisión de Salud del Poder Legislativo, convocó a este ejercicio y planteó que las principales causas de muerte en niños menores de 5 años son diarrea y neumonía, es decir, más de la mitad de los fallecimientos son prevenibles.

En tanto, dijo que la mayor causa de los decesos hasta los 12 meses de edad, son relacionadas con cuestiones respiratorias.

Añadió que también la obesidad y sobrepeso significan problemas catastróficos en la salud de niños, porque los acarrean como futuros adultos.

Entre ellos, citó la diabetes a temprana edad, complicaciones cardiacas, hipertensión y otras situaciones que disminuyen drásticamente la calidad de vida.

Para Alberto Ocampo Chavarría, jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud Jalisco, la obesidad se debe combatir desde la gestación, no solamente en cuanto a cuidar la alimentación de la madre.

“Posteriormente, desde sus primeros meses fomentando la lactancia, también en sentido figurado, respecto a que la familia y el entorno de los niños son un factor importantísimo para establecer una nutrición saludable”, apuntó.

Aunque se dijo sabedor de que la educación es un derecho fundamental de cualquier ser humano, planteó la posibilidad de exigir como requisito para inscribir a los menores en las escuelas, tener la totalidad de las vacunas que marca la cartilla, correspondientes a la edad.