Iván García y Germán Sánchez sufren para pasar a semifinales en Río

Por Heriberto Araújo. Corresponsal

Río de Janeiro, 19 Ago (Notimex).- Los clavadistas mexicanos Iván García y Germán Sánchez sufrieron hoy para clasificarse entre los 18 mejores en la fase preliminar de salto desde la plataforma de 10 metros, donde quedaron decimoquinto y duodécimo, respectivamente, tras varios saltos deficientes en una competencia de alto nivel.

Como ya sucedió en la fase clasificatoria de Paola Espinosa el miércoles pasado, los dos clavadistas realizaron un desempeño muy irregular, con dos saltos por debajo de los 60 puntos que cerca estuvieron de costarles la eliminación, ante el gran nivel competitivo de británicos, chinos y estadunidenses.

“Vimos hoy un nivel extremadamente alto. Los primeros lugares pasaron de 550 puntos. No quiero decir que es imposible, pero sí va a ser muy difícil”, dijo García, visiblemente enojado con su desempeño de este viernes.

“Estoy un poco frustrado. Las cosas no se dieron como lo vengo entrenando. Ahora a descansar y a olvidar este día. No sé qué pasó”, explicó García, que obtuvo una puntuación de 418.90, lejos del mejor clasificado, el británico Thomas Daley (571.85) y de los chinos Qiu Bo (564.75) y Chen Aisen (545.75).

Con todo dijo que se siente capaz para pasar la mañana de este sábado de la semifinal a la final, que se disputará en la tarde en el Parque Acuático María Lenk, en el que México aún no ha podido colgarse una medalla.

“Estoy muy tranquilo, porque tengo muchas cosas positivas que dar. Hoy no sé qué pasó, mañana estoy seguro que las cosas van a salir bien”, aseveró el medallista de plata en Londres 2012 en el dúo sincronizado.

La pareja de García en el podio de Londres, Germán Sánchez, por su parte, realizó mejor competencia y obtuvo 430.05 puntos, y dijo que la fase clave se disputará mañana sábado.

“Aquí todos ganamos hoy lo mismo: un pase. Mañana hay que dar el máximo”, dijo el atleta, quien explicó que fue de menos a más por causa de los nervios.

“Al inicio tenía más adrenalina. Pero al final me aislé y empecé a hacerlo bien”, explicó el mexicano, que logró sumar 91.80 en su quinto clavado.

Los dos mexicanos son la última esperanza de México para lograr por fin una medalla en los clavados en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y romper la maldición en el María Lenk, tras la cuarta plaza que obtuvo Paola Espinoza y el quinto lugar de Rommel Pacheco.

NTX/I/HA/CMV/RIO16/MEX

También podría gustarte