Italia y Francia, presentes en el Museo de Bellas Artes de Montreal

Por María del Carmen Varela. Enviada

Montreal, 24 Jul (Notimex).- El verano cultural en esta ciudad canadiense se respira en sus calles pero también en un sin número de galerías y museos que ofrecen un abanico de posibilidades al paseante, entre las que destaca la exhibición “Pompeii”, más de 220 piezas que recrean la erupción del Vesubio en el año 79 a. C.

Abierta al público hasta el 5 de septiembre próximo, la colectiva muestra, a partir de piezas, instalaciones y proyecciones, el esplendor y la opulencia de la Pompeya previa a la erupción del volcán, en contraste con la desolación que dejó este dramático episodio en la historia italiana.

Mosaicos, frescos, bronces, esculturas en mármol, artes decorativas, objetos y utensilios diversos, así como accesorios personales se encuentran a lo largo de esta exhibición que destaca desde su presentación, con una enorme imagen interactiva del Vesubio que da la idea de estar a punto de estallar.

Con audios en inglés y francés, el visitante puede seguir paso a paso las explicaciones de esta muestra, que ofrece el contexto histórico, político y económico de este asentamiento del imperio Romano, hasta el terror que debieron vivir sus habitantes al momento que se desató la furia del Vesuvio.

Miles de metros cuadrados fueron sepultados por la lava, convirtiendo la zona en una gran cápsula del tiempo que los arqueólogos italianos han ido desentrañando a lo largo de muchos años de trabajo y esfuerzo, y cuyos resultados hoy son visibles al mundo en la zona arqueológica de Pompeya.

Monedas, vasijas de bronce y jarrones de barro, son sólo algunas de las piezas que pueden observarse junto a esculturas en mármol y una serie de fresco y mosaicos que habitualmente servían de ornato en las residencias de los poderosos.

La muestra, la más grande traída a Quebec en su historia, es una colaboración del Royal Ontario Museum de Toronto, el Museo de Bellas Artes de Montreal y el Arqueológico Nacional de Nápoles, Italia, y la Superintendencia de Pompeya.

Tan sólo el año pasado recibió más de 273 mil visitantes en Toronto, y se prevé que la cifra pueda ser rebasada en Montreal, donde abrió desde febrero pasado.

Compartiendo el mismo piso, de Italia se puede saltar a Francia con dos espléndidas exposiciones, la primera de ellas dedicada a Toulousse Lautrec, la segunda a Napoleón Bonaparte.

La primera de ellas “Toulousse Lautrec Illustrates The Belle Epoque”, abierta hasta el 30 de octubre, reúne por primera vez unos 90 grabados, posters e ilustraciones de su etapa litografista (1890 y 1899), entre los que destacan imágenes del icónico Moulin Rouge.

La exhibición es complementada por un libro de arte de 134 páginas con 120 ilustraciones en color, escrito en inglés y francés, que incluye ensayos de estudiosos de este artista, un apéndice cronológico y descripción de la personalidad del artista, icono de Montmartre.

En este caso, la exhibición es organizada por el Museo de Bellas Artes de Montreal, en colaboración con la colección Phillips de Washington, bajo la curaduría de Giller Genty (invitado), del local Hilliard T. Goldfarb, y de la colección Renée Maurer, con el apoyo económico del voluntariado del Museo de Bellas Artes y Air Canada.

Mientras que en la sala de enfrente se presenta una muestra más pequeña pero igualmente espectacular que da cuenta del contexto en el que vivió el emperador Napoleón Bonaparte, sobre todo por las artes decorativas que ahí se exhiben.

Joyería, vestimenta y un sinfín de utensilios en oro, plata y maderas finas, dan cuenta del esplendor del imperio francés.

El Museo de Bellas Artes de Montreal (MMBA) también alberga “Partners in design”, de Alfred H. Barr jr y Phillip Johnson, abierta hasta el 21 de agosto; “She Photographs”, que abrió este fin de semana y concluirá su estancia en febrero del año entrante, y “Julie Favreau: She Century”, hasta noviembre de este año.

También podría gustarte