La reina Isabel II visitó a víctimas del incendio en Londres

Hizo una visita a uno de los albergues

La reina Isabel II es uno de los personajes más emblemáticos de la historia del Reino Unido, por lo que su solidaridad en los momentos difíciles que está viviendo la Gran Bretaña es primordial, pues acompañada de su nieto el príncipe Guillermo realizaron una visita a algunas de las víctimas del incendio en una torre residencial, que hasta ahora ha dejado 30 muertos.

Isabel II, quien es monarca única del Reino Unido estuvo presente en el centro deportivo de North Kensington, ubicado al oeste de Londres, lugar donde fue acondicionado un albergue para las cuentas de personas que perdieron todo durante el incendio  y se le vio platicando con algunas de las víctimas de la tragedia.

Dicho incendio es uno de los más mortíferos en la historia de la capital inglesa y el comandante de la Policía Metropolitana, Stuart Cundy aseguró que los trabajos de rescate continúan y que lamentablemente esperan que el número de fallecidos continúe aumentando en la próximas horas, ya que gente quedó atrapada en los últimos pisos del edificio.   

Por otra parte el responsable de Policía también negó la versión que asegura que el siniestro fue provocado y que no existe ningún indicio que muestre lo contrario.

“Trataremos de recuperar todos los cuerpos tan pronto sea posible y no, no hay nada que sugiera que el incendio fue deliberado”, reveló Cundy.

Los familiares que las personas que se encuentran desaparecidas están expectantes por recibir noticias de sus seres queridos, sin embargo las autoridades han revelado que gran parte de ellos no podrán ser identificados, ya que sus cuerpos quedaron completamente calcinados.

Algunos diarios británicos han asegurado que algunos de los sobrevivientes buscan realizar una demanda conjunta a la constructora que realizó los trabajos de remodelación del edificio, ya que anteriormente ya les habían hecho llegar una queja de que no contaban con irrigadores de agua y además de que las alarmas de fuego no funcionaban correctamente.