Investigadores piden intensificar protección al Bosque de La Primavera

Guadalajara, 4 Jun (Notimex).- En el marco el décimo aniversario del nombramiento del Bosque de La Primavera como Reserva de la biosfera por la Unesco y el Día Mundial del Medio Ambiente, este 5 de junio, investigadores universitarios instan a intensificar su protección.

Arturo Curiel Ballesteros, quien forma parte del Comité Científico del Bosque y Sandra Valdés Valdés, académica del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (Iteso) y representante del Comité Ciudadano del Organismo Público Descentralizado, dieron sus puntos de vista al respecto.

Expresaron su preocupación por el proyecto de geotermia que podría darse en 6 mil hectáreas de dos zonas núcleo del bosque y donde hay una mejor conservación natural, ya que, afirmaron, dicho proyecto pudiera afectar los servicios ambientales del macizo forestal.

Valdés Valdés comentó que, de acuerdo con estudios, “en lo que consideramos zona de amortiguamiento para el bosque, tenemos 35 por ciento de urbanización, pero también nos hemos dado cuenta de que es exponencial el crecimiento”, esto se da sobre todo en el municipio de Zapopan.

“Históricamente, los planes de desarrollo y los planes parciales se han diseñado en función de la infraestructura que requiere la ciudad, pero no consideran la fragilidad ambiental aledaña al bosque”, añadió la académica.

Por ende, consideró necesario cambiar de paradigma y valorarlo como parte del eje del desarrollo, de la calidad de vida y la salud de los habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Por su parte, Curiel Ballesteros subrayó que el bosque debe ser visto como “capital natural” por encima de cualquier interés particular o proyecto.

Recordó que en ese espacio existe 30 por ciento de los mamíferos de Jalisco como el puma; tiene 30 por ciento de anfibios, 25 de reptiles y 40 de orquídeas terrestres, además, posee especies que sólo se encuentran en este sitio.

El investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara, reiteró que el bosque de La Primavera requiere un plan de emergencia que detenga la expansión urbana y demográfica no controlada.

Curiel Ballesteros comentó que además se deben regular proyectos como la geotermia, ya que éstas y otras presiones colocan al área natural en estado “crítico”.

Planteó que en los primeros borradores del programa de manejo del bosque se mencionaban 15 presiones, en tanto que ahora son 30; es decir, se han duplicado y diversificado.

Una de ellas, es referente al crecimiento que no sólo se da al oriente del bosque, sino también al norte; otro tema es de los incendios forestales, en 2005 y 2012 estos siniestros afectaron más de 50 por ciento del bosque, es decir, 19 mil hectáreas.

NTX/LEL/LCH/VGT/CLIMA/NALES/ECO

También podría gustarte