Investigadores exigen a Merkel detener entrega de armas a los kurdos

Berlín, 8 Jun (Notimex).- Los Institutos alemanes de Investigación para la Paz solicitaron al gobierno de la canciller federal Angela Merkel el cese del suministro de armas a los kurdos iraquíes.

Según se recoge en el Reporte de Paz del año 2016, que fue presentado en Berlín, con su decisión de facilitar medios militares a los peshmerga el ejecutivo germano subestimó el riesgo de transmisión que conlleva este armamento y las luchas de poder internas que este puede ocasionar en Irak.

El ejército alemán comenzó a suministrar armas a los combatientes kurdos de Irak en septiembre de 2014 con la intención de reforzar su capacidad militar para luchar contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Los investigadores de los principales Institutos para la Paz de Alemania se muestran además partidarios de un embargo de armas contra Arabia Saudita.

En este sentido, Margret Johannsen, del Instituto para la Investigación de la Paz y la Política de Seguridad de Hamburgo (IFSH) señaló que considerar al reino islámico como un “ancla de estabilidad” en la zona fue “un punto de partida equivocado”.

En opinión de Johannsen, Arabia Saudita mantiene con Irán una competencia por la hegemonía de la zona y esta, y no la búsqueda de la estabilidad, es la razón principal que explica sus actividades en Siria y en Yemen.

El informe sobre la Paz de 2016 también critica la participación del ejército alemán en la guerra contra el Estado Islámico en Siria, que en la actualidad colabora en la coalición internacional liderada por Francia.

A este respecto, el reporte señaló que el país centroeuropeo no debería formar parte de la alianza que lucha contra EI sino promover “robustas” misiones de paz de Naciones Unidas.

En relación a la crisis de refugiados, los investigadores de los principales institutos sobre la paz piden al gobierno de Merkel que actúe con responsabilidad.

Solicitan a los políticos que se luche contra las causas de la ola migratoria en origen y que se articule una política de refugiados solidaria.

“Lo que se ha dado en llamar crisis de refugiados no es tal, sino que es una crisis de la política que se ha convertido en una prueba de fuego para la Unión Europea”, declaró Johannsen en Berlín durante la presentación del informe.

El reporte hace asimismo hincapié en las causas que provocan la huida de millones de personas de sus países de origen, tales como la inseguridad y la violencia y exigen tanto a Alemania como a la Unión Europea (UE) que las combatan a través de sus políticas económicas y de seguridad.

“En Oriente Próximo, Oriente Medio y en el norte de África hay luchas entre poderes regionales, insurgentes y bandas armadas que sobrepasan fronteras, en esas zonas aumenta la violencia en base a la confesión que los ciudadanos profesan o en base a la etnia a la que pertenecen, las sociedades se encuentran en la ruina y cuestionan el sistema de los estados regionales”, destacó el informe.

Los expertos se refirieron además a una sociedad alemana polarizada en la que al mismo tiempo que existe una gran disposición y voluntariedad para acoger y ayudar a los refugiados, se registran numerosos ataques contra los migrantes.

Así, el reporte recuerda que en el año 2015 la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania registró más de mil ataques xenófobos en el país centroeuropeo, entre ellos unos 170 delitos de violencia consistentes en su mayoría en incendios provocados contra albergues de refugiados.

Unos delitos que también se trasladaron a Internet, donde en el último año se publicaron numerosos comentarios que fomentaban el odio o se favoreció la expansión de noticias falsas y de teorías conspiratorias que alentaban la perpetración de disturbios.

De hecho, los expertos consideran que esta “intoxicación” del debate público, en el que se llegó a acusar la prensa alemana de mentirosa y se arremetió con odio contra los partidos tradicionales por su gestión de la crisis migratoria, amenaza la cultura democrática.

El Informe sobre la Paz se publica anualmente en Alemania desde el año 1987.

En él, expertos de diferentes disciplinas de los cinco principales Institutos de Investigación para la Paz del país centroeuropeo analizan los conflictos internacionales y proponen recomendaciones para una política de paz y de seguridad en Alemania y Europa.

Los entes que participan anualmente en la elaboración del Reporte para la Paz son el Instituto para la Investigación de la Paz y la Política de Seguridad de la Universidad de Hamburgo (IFSH) y el Instituto Leibniz de Investigación de Conflictos y de Paz de la Fundación de Hesse (HSFK).

También el Centro Internacional para la Conversión de Bonn (BICC), el Instituto de Investigación de la Comunidad Evangélica (FEST) y el Instituto para el Desarrollo y la Paz (INEF) .

También podría gustarte