Investigadores estudian comportamiento de cotorra argentina

Ensenada, 1 Jul. (Notimex).- Dependencias federales como la Conanp y Semarnat seleccionaron a investigadores de la UABC para emprender programas en pro de la preservación de reservas naturales en Baja California Sur, que incluye el estudio de la cotorra argentina.

Uno de los programas de conservación fue “Detección temprana, respuesta rápida y control de la Cotorra Argentina en la Biósfera El Vizcaíno”, coordinado por el investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), Guillermo Romero Figueroa.

Este investigador, al igual que el resto, fueron seleccionados a través de convocatorias emitidas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para emprender estos programas.

Romero Figueroa, responsable del Laboratorio de Manejo y Conservación de Vida Silvestre de la Facultad de Ciencias de la UABC, señaló que el estudio surgió porque en Guerrero Negro, donde se ubica esta reserva, detectaron cotorras argentinas.

Dijo que consumen el alimento destinado a las aves nativas y endémicas y provocan degradación de árboles ornamentales al construir sus nidos; dañan la agricultura pues comen frutos y hortalizas, y pueden ser un vector para propagar enfermedades.

El investigador indicó que la presencia de esta ave se dio por acción del hombre ya que fueron traídas de Sudamérica con fines comerciales.

Sin embargo, anotó, estas lograron adaptarse a las condiciones ambientales de la zona, y aunque tienen una apariencia agradable y son fáciles de domesticar, son agresivas y atacan a las especies nativas.

Entre las metas de este programa, dijo, está establecer un plan y protocolo para la prevención y control de las cotorras argentinas e impulsar la participación de la población local en este proyecto.

Para lograrlo, Romero Figueroa comentó que fue necesario conocer bien la especie, en lugar de desaparecerla por completo como pudiera llegarse a pensar.

También podría gustarte