Interrupción en la producción de crudo en Libia provoca alza en sus precios

Grupos armados bloquearon la producción del crudo.

Tras la interrupción de la producción de crudo en Libia, los precios del petróleo subieron este jueves, pero las ganancias fueron atenuadas por el dólar al alza y el aumento en las reservas de crudo de Estados Unidos.

La Administración de Información de Energía (EIA) mencionó que los inventarios de crudo estadounidenses alcanzaron los 867 mil barriles en la semana pasada para llegar al récord de casi 534 millones de barriles.

En contraste, los inventarios estadounidenses de gasolina sufrieron un declive más pronunciado de lo esperado, en similitud con los días finales de la temporada de mantenimiento de las refinerías.

“Las grandes caídas en las reservas de gasolina sugiere que los inventarios de crudo están a punto de caer”, mencionó el banco neozelandés ANZ Research.

Las cotizaciones del crudo también fueron impulsados ​​por la baja de las importaciones de petróleo de Estados Unidos y el aumento de las exportaciones, combinado a la interrupción en los suministros en Libia, luego que grupos armados bloquearon la producción.

“La combinación de mayores exportaciones de petróleo y menores importaciones netas debería hacer que las existencias de crudo estadounidense se aplanen y luego empiecen a declinar a fines de abril”, señaló la firma Société Générale.

“La creciente producción de petróleo estadounidense sigue siendo el principal riesgo para que los precios del crudo se mantengan a la baja durante el próximo año”, señaló Vivek Dhar, estratega de commodities de Commonwealth Bank of Australia.

El mercado sigue esperando si los recortes de producción encabezados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo se extenderán más allá de los seis meses iniciales cuando el cártel se reúna para revisar el acuerdo a finales de mayo.

La OPEP acordó en noviembre del año pasado reducir su producción de petróleo en unos 1.2 millones de barriles al día durante los seis primeros meses de 2017.

Rusia y otros países productores no miembros de la OPEP han acordado conjuntamente reducir su producción en otros 600 mil millones de barriles al día.