Ingreso de Durao Barroso a Goldman Sachs incomoda a Europa

Bruselas, 12 Sep (Notimex).- La contratación del ex presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, por la multinacional financiera Goldman Sachs puso al Ejecutivo de la Unión Europea (UE) en entredicho por sospecha de conflicto de interés.

El gobierno francés ha criticado el nuevo trabajo del ex primer ministro portugués, quien presidió el Ejecutivo de la UE durante diez años, hasta 2014 mientras que un sindicato de funcionarios europeos ha pedido que se le retire la pensión abonada por la mancomunidad.

Después de dos meses de presiones, el actual presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, decidió anoche encargar a comité ético ad hoc un parecer sobre si el nuevo cargo de Barroso respecta el código de conducta aplicable a los ex comisarios.

Hasta entonces, su equipo venía afirmando que no había ninguna ilegalidad en la contratación de su predecesor, ya que ocurrió más de 18 meses después del fin de su función pública, límite estipulado por la ley comunitaria.

El cambio de posición de Juncker se produjo después que la defensora del pueblo europeo, Emily O’Reilly, le emitiera, la pasada semana, una carta pidiendo aclaraciones sobre el movimiento de Barroso.

En el documento, O’Reilly señala que la situación “ha generado preocupación en un momento de grandes desafíos para la UE y, en particular, por lo que se refiere a la confianza de los ciudadanos en sus instituciones”.

“He pedido que, en este caso específico, porque implica a un ex presidente de la CE, (…) se le soliciten aclaraciones sobre sus nuevas responsabilidades y los términos de referencia de su contrato, sobre el cual pediré la opinión del comité ético ‘ad hoc’”, le contestó Juncker dos días más tarde.

El líder del Ejecutivo aseguró que Barroso perderá “el acceso privilegiado” a la institución que presidió y será “sometido a las mismas reglas que todos los representantes de grupos de interés” en sus futuras relaciones con los comisarios europeos.

En su nueva función como presidente de Goldman Sachs, Barroso oficiará como consejero sobre las consecuencias de la salida de Reino Unido de la mancomunidad.

“Su perspectiva, juicio y consejo añadirá un enorme valor a la dirección de GSI, a Goldman Sachs, nuestros accionistas y nuestra gente”, afirmó el banco en un comunicado, al anunciar su fichaje, a principios de julio pasado.

También podría gustarte