Ingeniera de FES Zaragoza ocupa gerencia de transnacional Honeywell

Por Pablo Tonini. Corresponsal

Miami, 21 Sep (Notimex).- La ingeniera química mexicana Diana Miranda ha logrado gracias a su esfuerzo y dedicación colocarse como gerente para América Latina de la trasnacional Honeywell, el gigante de sistemas y tecnología para procesos productivos.

Egresada de Inginiería Química de la Facultad de Estudios Zagaroza de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y con una especialidad en procesos, Miranda -quien domina el alemán y el inglés- ocupa una posición que antes sólo era para los hombres.

Desde su puesto, la mexicana coordina las soluciones avanzadas que se pueden implementar en cualquier empresa de manufactura de la región, ya sea en la industria petrolera -uno de sus fuertes- o en la papelera, alimenticia, farmacéutica, minera y aeroespecial.

“Viajo mucho por la región”, comentó Miranda en una reciente visita a Miami con el fin de participar en el LATAM Leaders Forum, para debatir cómo poner de nuevo a Latinoamérica en la senda del crecimiento sostenible, una inicitiva del grupo privado BNAmericas.

Al dar a conocer su visión sobre el tema, Miranda, quien ha trabajado en Alemania y el Reino Unido, dijo que América Latina está en un momento clave y que “para cualquier horizonte que visualicemos nuevas tendencias de producción, América Latina es terreno fértil”.

“A América Latina no se le ha invertido lo suficiente en los últimos 50 años y no se le ha explotado como se debería”, dijo al señalar que “en estos momentos en términos de energía, de producción de petróleo, y de explotaciones de yacimientos, hay mucho por hacer”.

Consideró que lo que más necesita la región es construir infraestructura, pues “cualquier mecanismo o cualquier tendencia que tomara la industria energética, en general, la infraestructura es la única menera para poder enfrentar el futuro”.

En cuanto al sector petrolero, opinó que tiene que enfocarse dentro del área de refinación de crudos, que no es unicamente para la producción de gasolinas, ya que hay muchos productos derivados como el polietileno, que tiene un basto mercado en la región.

Miranda sostuvo que si bien en el sector petrolero la caída de los precios del crudo ha provocado que se frene la inversión, hace falta ser “un poquito más osados” y arriesgar.

Destacó que en países como México, con potenciales enormes, la economía ya no es 100 por ciento dependiente del petróleo debido a que se ha comenzado a innovar y proponer estrategias productivas diferentes.

Un ejemplo -dijo- es la industria automotriz, en la que México se volvió el séptimo pruductor de vehículos automotores a nivel mundial.

“México empezó a apostarle a ese sector y fue osado y le apostó a otros mercados y empezó a desarrollar habilidades con las que a la gente le permitían empezar a enfrentar esos retos de manufactura”, añadió Miranda.

“El resultado es que empezamos a ver crecimiento en la industria automotriz, textil y el volumen de importación y exportación y el manejo y traslado de productos se comienzan a volver alternativas y mecanismos de inversión”, apuntó la ingeniera mexicana.

También podría gustarte