Indígenas colombianos celebran acuerdos de paz en su país

* La artista wayuú Estercilia Simanca festeja que el diálogo haya ganado

México, 24 Sep (Notimex).- La escritora y abogada colombiana Estercilia Simanca Pushaina resaltó como muy importante el proceso de paz en su país, llegar al final del conflicto armado de más de 50 años, sobre todo porque se logró a través del diálogo y la palabra.

En entrevista con Notimex, la también diseñadora de la nación wayuú explicó que su pueblo conoce lo que es la guerra y si festejan cuando terminan conflictos entre clanes, cuando se trata de todo el pueblo colombiano mucho más.

Aunque “no necesariamente tienes que empuñar un fusil o estar en las selvas colombinas o en los cultivos de coca y todo esto para saber lo que es la guerra”, explicó.

Relató que los wayuú se caracteriza por ser un pueblo guerrero, con conflictos entre clanes, “por eso entendemos los diálogos de paz y celebramos que a través del diálogo y la palabra es como nosotros solucionamos los conflictos”.

Después de que se producen muertes, anotó, llega un momento en que hay que ceder, como ocurrió en los diálogos de paz desarrollados en La Habana, Cuba, en los que hubo una figura que también los wayuú utilizan, el “palabrero” o mediador, que busca la conciliación entre las partes.

Es “una persona que nunca está a favor de una de las partes, sino que trata de facilitar el proceso y los puntos incongruentes logren resolverse, por lo que el pueblo wayuú lo celebra; de hecho en el Comité Departamental estamos tres mujeres wayuú, por lo que para todos nosotros es importante llegar al final de un conflicto”.

También celebró que la paz a Colombia llegará pronto, el lunes 26 de septiembre con el acuerdo que el gobierno de su país y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) suscribirán en la ciudad de Cartagena de Indias.

“Lo digo porque formo parte del Comité Departamental de La Guajira, donde vengo, y estamos en esa lucha de una construcción de una paz duradera y estable como consecuencia del fin de conflicto”, precisó Simanca Pushaina.

Después de casi cuatro años de diálogo en La Habana, dijo, en la que participaron las víctimas de ambos bandos para concretar un documento de 297 páginas en el que el gobierno y las FARC cedieron por igual para terminar con 52 años de conflicto armado.

Colombia, las víctimas y las nuevas generaciones merecen por igual vivir en un país en el que no haya secuestros ni violaciones a los derechos humanos, aseveró la indígena wayuú.

“Estamos en esa búsqueda ya para finalizar la parte formal, y después vamos a entrar en la parte de la construcción de esa paz, que es esperar a todos los guerrilleros que han estado durante 52 años en el monte.

“Ingresarlos a la vida civil, que tengan su identidad civil y que puedan acceder a todos los programas del gobierno”, concluyó la escritora y activista social.

También podría gustarte