Inauguran muestra “De plomo y fuego” de Sergio Hernández en Colombia

Por Edelmiro Franco. Corresponsal

Bogotá, 30 Jun (Notimex).- La exposición “De plomo y fuego” es la más importante del mexicano Sergio Hernández, en sus 30 años de pintor, porque es toda una búsqueda y experimentación permanente, es frescura y autenticidad, aseguró el curador italiano, Giorgio Antoi.

El Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) abre desde este jueves y hasta el 19 de agosto próximo la exposición “De plomo y fuego”, que hace parte de una gira internacional de la obra de Hernández que estará durante dos años en Colombia, Italia, España y Austria.

“Esta exposición es quizá la más importante que ha realizado en años recientes Sergio Hernández, porque reúne su producción de los últimos tres años”, explicó Antoi en entrevista con Notimex.

El curador de la exposición sostuvo que el objetivo de tener la obra en el MAMBO es darle a conocer “al público de Colombia, un artista que está entre los primerísimos artistas mexicanos de los más significativos y de los más interesantes”.

La exposición de Bogotá hace parte de un tour que comprende el MAMBO, otra en el Palacio de la Exposición en Roma, Parma, Milán, Austria y España.

El total de las obras que Hernández expondrá en estos países es de 130, y el mayor número de ellas estará en la capital colombiana, donde el público podrá apreciar 86 cuadros llenos de color y simbolismo sobre la vida y la muerte, uno de los temas que más ha trabajado el pintor mexicano.

“Es una gira que concluye un periodo muy importante de su carrera artística. Ya van 30 años de actividad y es el momento de hacer un balance de su carrera, de sus logros, como artista y como creador”, subrayó Antoi.

Para el curador de la exposición, Hernández ha “alcanzado un nivel de madurez, de seguridad, pero al mismo tiempo no ha perdido la frescura, la autenticidad y el entusiasmo. Normalmente un pintor se va asentando sobre sus logros y pierde con el tiempo esa dinámica, esa espontaneidad, que nosotros amamos en el arte”.

“Sergio por su personalidad, por su actitud frente al mundo, por su cultura pictórica; él no ha perdido su autenticidad y entusiasmo. El sigue pintando con la misma frescura con que pintaba hace 30 años”.

Como ejemplo de su entusiasmo y dinamismo para estar siempre con el pincel, Antoi mostró un fresco que Hernández trabajó en esta semana en una de las paredes del MAMBO.

“Es un fresco muy grande y lo ha pintado alegremente, no obstante que el contenido no sea muy alegre, porque es una especie de guerra de bandos, de la naturaleza en contra del hombre, el hombre en contra de los dioses, los dioses en contra de todos”, enfatizó.

Los temas fundamentales de Hernández están “siempre en el ámbito de una visión mexicana del mundo, es el contraste vida-muerte. La muerte está muy presente, como está muy presente en la cultura mexicana. La fiesta de los muertos es una de las más importantes de México”.

“La fiesta de los muertos es muy significativa. Es muerte y fiesta, es un binomio. Allí está la muerte y la fiesta. En Hernández también está la muerte y la fiesta”, enfatizó.

También podría gustarte