Implicados en caso Heaven reciben sentencia de más de medio siglo

México, 23 Jul (Notimex).- La Procuraduría General de Justicia capitalina informó que dos implicados en el secuestro ocurrido en mayo de 2013 en el bar Heaven, fueron condenados a 520 años de prisión cada uno, y a pagar una multa de cinco millones 051 mil 280 pesos.

El juez 25 Penal los encontró responsables del delito de privación de la libertad con el propósito de causar daño a la víctima, en agravio de trece personas.

En un comunicado, la dependencia capitalina dio a conocer que hasta el momento han sido sentenciados siete de los 22 procesados por aquellos acontecimientos.

Mario Alberto Rodríguez Ledezma y Gabriel Carrasco Ilizaliturri fueron procesados por la desaparición de trece personas, entre ellas un menor de edad, que el 26 de mayo de 2013 fueron plagiados en el establecimiento de la colonia Juárez, delegación Cuauhtémoc.

En la causa penal 145/13 se asentó que los sentenciados no podrán recibir los sustitutivos de la pena de prisión, ni el beneficio de la suspensión condicional de su ejecución, toda vez que la condena impuesta excede de cinco años.

La pena de prisión la deberán compurgar en el Centro Varonil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla o en el lugar que determine la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México.

En caso de que los sentenciados acrediten insolvencia total o parcial, la multa podrá sustituirse por 39 mil jornadas de trabajo a favor de la comunidad.

La determinación judicial se basó en el inciso e) del Artículo 9 de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro que prevé, entre otras, la agravante cuando la víctima es menor de edad, lo que aplica en uno de los casos de las personas privadas de su libertad por encontrarse en esa situación.

De acuerdo con las investigaciones realizadas, los agraviados se encontraban en otro bar antes de trasladarse al Heaven, donde llegaron varias camionetas de las que descendieron hombres armados, vestidos de civil y con la cara cubierta con paliacates, para privar de su libertad a sus víctimas.

También podría gustarte