Humanoide acerca a estudiantes al conocimiento teórico

Por Javier González Sánchez. Corresponsal

Puebla, 23 Sep (Notimex).- Investigadores de la Universidad del Valle de Puebla (UVP), junto con alumnos, armaron un robot humanoide, a través del uso de piezas confeccionadas con impresoras 3D, el cual tiene como finalidad acercar el conocimiento teórico con un prototipo como el robot Inmoov.

Durante su participación como expositores y ponentes en la Cumbre Cenit 2016, la cual se lleva a cabo en el Centro Expositor de la zona de las Fuertes de Loreto y Guadalupe, explicaron que por medio de dicho prototipo, que puede ser manipulado por los estudiantes para hacer pruebas, el aprendizaje es más significativo.

En entrevista con Notimex, Mario José Pérez Cruz, egresado de Mecatrónica de la UVP, dijo que este robot fue pensado para acercar la parte teórica; asimismo, tiene diversas funciones, pues puede mover los brazos y la cabeza, así como entablar una conversación básica con una persona, por medio del reconocimiento de voz.

“Dentro de la institución queremos ocupar ese robot para acercar a los alumnos al conocimiento teórico por medio de un prototipo. Asimismo puedan manipularlo y hacer pruebas”, refirió.

Mario José Pérez explicó que este robot cuenta con sensores para ver si las personas están enfrente, se mueve y se relaciona con ellas.

Explicó que la idea surgió de un escultor francés, el cual regala los planos del proyecto para que se pueda imprimir y replicar.

“Lo interesante es lo que se puede hacer al tenerlo, es decir, ya lo armé pero se pueden asignar diferentes funciones, en la escuela se planteaban la necesidad de crear un robot humanoide para la asistencia en odontología”, expresó.

El colaborador del proyecto en la parte del movimiento expresó que estuvieron haciendo pruebas con mascarillas de látex, hasta llegar a actual modelo humanoide y trabajaron con los estudiantes hasta lograr su diseño actual.

De acuerdo con el egresado de la UVP, lo que puede hacer ahora es sostener un diálogo sencillo con una persona por medio del reconocimiento de voz.

También puede imitar sus movimientos por medio del sensor Kinect, el cual tiene instalado, asimismo tiene dos cámaras en los ojos, lo cual le permite tener cierta visibilidad de su entorno.

Pérez Cruz resaltó que con las manos podría manejar un vehículo a control remoto, por medio de la visión y del movimiento de los brazos.

“Gran parte de ese logro fue gracias al entusiasmo de los investigadores de la universidad, con el apoyo de los alumnos, así como la facilidad de las máquinas, en donde si no tuviéramos las impresoras 3D no se podrían fabricar las partes para su construcción”, expuso.

Añadió que Rodrigo Cuautle Paradi, Eduardo Berra Villaseñor y Mónica Pérez Castañeda, del área de investigación de la institución, fueron los encargados del proyecto, además de estudiantes.

Detalló que el académico Berra Villaseñor se encarga del reconocimiento de voz; Rodrigo de la visión artificial y planeación de trayectorias y Mónica Pérez del desarrollo industrial de los modelos en 3D.

Tras hacer una demostración a Notimex dijo que la conversación con el robot es básica, pero coherente, pues responde a las preguntas y expresiones de su interlocutor.

El prototipo expresó que es un excelente evento la Cumbre Cenit 2016 de innovación, contestó la hora, la fecha y el día de la semana de forma correcta, además del mes correspondiente y el año.

Se definió como “un modelo humanoide versión 1.0 creado para el entendimiento de la robótica educativa universitaria e ingenieril y que en el futuro será usado para crear modelos de robótica de servicio, hasta es capaz de decir un chiste”.

El interlocutor tiene de por medio un micrófono para poder llevar a cabo las preguntas y él robot humanoide responde de manera lógica para poder entablar una conversación.

Pérez Cruz dijo que a los alumnos se les puede enseñar mucho la teoría y puede estar muy bien en el papel, pero cuando se lleva a un modelo real, se dan cuenta que muchas cosas no funcionan como dicen.

“Al acercarse a un prototipo como ese, pueden darse cuenta de todo el aprendizaje que hay para poder lograr el mismo, entre más practique el estudiante y se interese, ese será el nivel de conocimiento que puede adquirir”, manifestó.

El límite será la mente de los jóvenes, antes estos modelos eran muy caros de adquirir, pero con el uso de las impresoras 3D baja mucho de precio, por lo que mientras tengan un programa para poder hacer un diseño, se hacen las piezas en la mañana y en la tarde se tiene físicamente impreso.

Agregó que posteriormente se montan los sensores y motores y todo dependerá de las ganas que tengan los estudiantes para poder crear algún prototipo como ese.

También podría gustarte