“Huella material” de México, entre las menores de Latinoamérica: ONU

Naciones Unidas, 20 Jul (Notimex).- México era en 2010 uno de los países de América Latina que menos recursos extraía de la Tierra para consumo humano, reveló hoy un informe de Naciones Unidas (ONU) que mide el impacto negativo en la base global de recursos naturales.

Difundido por el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), el documento destacó que la llamada “huella material” de México era de unas nueve toneladas por habitante a mediados de la década pasada, pero en 2010 esa cifra disminuyó a casi ocho toneladas.

Los cálculos del informe “Flujos de materiales y productividad de los recursos a escala mundial” se basan en la cantidad de materiales extraídos de la Tierra que son consumidos por un país, y consideran combustibles fósiles, biomasa, minerales no metálicos y metales.

La “huella material” de México contrasta con la de países desarrollados de América del Norte y Europa Occidental, que en 2010 consumieron entre 20 y 25 toneladas per cápita de materias primas extraídas de la tierra, señaló el documento.

El informe presenta varias formas en las que el mundo puede mantener el crecimiento económico y aumentar el desarrollo humano al tiempo que reduce la cantidad de materias primas que utiliza para conseguirlo.

Clasifica a los países por el tamaño de su huella de consumo de materiales per cápita, es decir, la cantidad de materiales necesarios para satisfacer la demanda final de un país.

Se trata de un indicador que aclara el verdadero impacto de un país en la base global de recursos naturales y es un buen indicador indirecto del estándar de vida de un país a nivel material, explicó el PNUMA.

China, por ejemplo, tuvo una “huella material” de 15 toneladas per cápita, en tanto Brasil registró 13 toneladas. África, mientras tanto, genera una “huella material” de tres toneladas por habitante.

La “huella material” de América Latina y el Caribe se ubica entre nueve y 10 toneladas por habitante, de acuerdo con el informe.

El documento alertó sin embargo sobre el incremento en el consumo mundial, que ha triplicado la cantidad de materias primas extraídas del planeta en las últimas cuatro décadas.

Destacó que el drástico aumento en el uso de combustibles fósiles, metales y otros materiales agudizará el cambio climático, subirá la contaminación atmosférica, reducirá la biodiversidad y llevará al agotamiento de los recursos naturales.

Advirtió además que el resultado será la escasez de materiales esenciales y la intensificación del riesgo de que se generen conflictos locales.

“La tasa alarmante a la que actualmente se están extrayendo materiales ya tiene un impacto grave en la salud humana y la calidad de vida de las personas”, declaró Alicia Bárcena, copresidenta del Panel Internacional de Recursos (IRP), que redactó el informe.

Bárcena, también secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), explicó que el aumento “demuestra que los patrones imperantes de producción y consumo son insostenibles”.

El informe reveló que la cantidad mundial de materias primas extraídas de la Tierra pasó de 22 mil millones de toneladas en 1970 a 70 mil millones de toneladas en 2010.

También podría gustarte