Hosszu, Murphy y King destacan en finales de natación olímpica de Río

Río de Janeiro, 8 Ago (Notimex).- La húngara Katinka Hosszu, con su segunda medalla de oro, los estadunidenses Ryan Murphy y Lillia King, con récords olímpicos en 100 espalda y 100 pecho, en ese orden, fueron los más destacados en las finales de natación de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Hosszu, de 27 años de edad, lloró de alegría al momento de recibir su presea, ganada en los 100 metros espalda, con registro de 58.45 segundos, con una gran exhibición para superar en forma amplia a sus oponentes.

De esta forma, superó por 30 centésimas de segundo a la estadunidense Kathleen Baker, quien marcó 58.75 para quedarse con la presea de plata.

En un dato curioso de la natación, la canadiense Kylie Masse y la china Yuanhui Fu ganaron la medalla de bronce, al registrar ambas 58.76 segundos.

Ryan Murphy, de 21 años, dio otra medalla de oro al país de las barras y las estrellas y con récord olímpico de 51.97 segundos en los 100 metros espalda, al superar el anterior de 52.16 segundos que impuso su compatriota Matthew Grevers en Londres 2012.

A pesar de sus dotes de buen nadador, el estadunidense sorprendió a los especialistas, gracias a un impresionante cierre en los últimos metros para superar en forma amplia al chino Jiayu Xu, quien paró el cronómetro en 52.31 y a su compatriota David Plummer, quien registró 52.40.

Por su parte, la estadunidense Lillia King de 19 años de edad, demostró una gran potencia para imponer récord olímpico en los 100 metros pecho con 1:04.93, para pulverizar el anterior registro de la australiana Leisel Jones que era de 1:05.17 minutos, impuesto en Beijing 2008.

Ella tuvo un gran dominio de ritmo y brazada para superar ampliamente a la rusa Yulia Efimova, quien se llevó la plata con 1:05.50 minutos y a la también estadunidense Catherine Meili que registró 1:05.69.

La primera medalla programada en la jornada de este lunes correspondió al chino Yang Sun, quien se impuso con 1:44.65 minutos en los 200 metros libres, para quedar muy alejado de los récords olímpicos y mundiales fijados en 1:42.96 y 1:42.00, en ese orden.

En esta prueba relativamente lenta, correspondió la presea de plata al sudafricano Chad Guy Bertrand le Clos, quien tuvo la osadía de salir disparado en los primeros 50 metros y al final registró 1:45.20 segundos y el bronce fue para el estadunidense Conor Dwyer con 1:45.23.

También podría gustarte