Hospital del IMSS Puebla 10 años de salvar niños con trasplantes

Puebla, 29 (Notimex).- El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Enrique Doger Guerrero, subrayó que el Hospital Regional 36, conocido como San Alejandro, es uno de los tres nosocomios en el país que llevan a cabo trasplantes renales pediátricos.

Al celebrar 10 años de llevar a cabo trasplantes el hospital de San Alejandro, en entrevista, Doger Guerrero dijo que en ese tiempo contabilizan 119 cirujías para renovar órganos.

“Sólo tres instituciones en el país hacen trasplantes renales pediátricos y uno de ellos es el Hospital de San Alejandro, gracias a la gran calidad de su personal médico y de enfermería, además de ser una de las instituciones formadoras de cuadros en la presente área más importante”, acotó.

Enrique Doger detalló, que en 2016 se llevan unos nueve trasplantes, de los cuales cinco son de pacientes cadavéricos, cuatro de donadores vivos, además de que están en lista de espera, en el Hospital de San Alejandro, 32 niños que esperan un trasplante de riñón.

Ayudaría mucho el fomentar la conciencia y cultura de donación de órganos, acotó el delegado federal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.

Doger Guerrero mencionó, que la delegación del IMSS en Puebla atiende a más de dos millones de derechohabientes.

Por su parte, Carlos Francisco Morales Flores, director de traumatología y ortopedia del IMSS en Puebla en entrevista por separado refirió, que a nivel nacional se tienen casi 13 mil pacientes en lista de espera para riñón.

Detalló que en Puebla hay aproximadamente mil pacientes en lista de espera para trasplante renal adultos y 23 pacientes pediátricos en el Hospital San Alejandro.

Morales Flores dijo que el costo, para un paciente con insuficiencia renal crónica, que está sometido a una terapia de reemplazo, la cual es a través de la hemodiálisis, por año es de un millón 200 mil pesos.

“Estamos hablando que un paciente trasplantado en el primer año gasta 800 mil pesos por los medicamentos que se le dan para salvar ese órgano y evitar el rechazo, después de ese primer año el costo es mínimo, de ahí, que el ahorro de un paciente trasplantado es de un millón de pesos anuales”, acotó.

Subrayó que Puebla es una de las entidades con mayor número de pacientes en lista de espera, debido a que en la capital poblana atiende a la población de los estados de Tlaxcala, Veracruz zona sur y Oaxaca.

Añadió que los pacientes esperan principalmente el trasplante de riñón, le siguen corneas, en tercer lugar hígado y finalmente el corazón.

Jesús Fernando, paciente de trasplante de riñón de 20 años mencionó que llevaba cinco años con hemodiálisis, ya que empezó a los 15 años, cuando terminaba la secundaria.

“Pero ahora, con el trasplante me siento mejor y con mayor vitalidad, porque la diálisis me gastaba demasiado, tanto física como emocionalmente, porque me deprimía y no podía trabajar bien”, acotó.

Subrayó que la donación no es ningún delito, y es un regalo que se puede dar libremente y no cuesta nada, sobre todo que da oportunidad a personas de tener una segunda oportunidad de vivir, además de brindar una mejor calidad de vida.

También podría gustarte