Hospital en Guadalajara egresa bebé que llegó con prematurez extrema

Guadalajara, 26 Jul (Notimex).- Especialistas del Hospital de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco dieron de alta a una bebé, originaria del estado de Sinaloa, que ingresó en marzo pasado con prematurez extrema.

Debido a su bajo peso y condiciones de prematurez, la bebé fue enviada a Guadalajara para recibir atención especializada y finalmente recibió su alta médica, expresó la madre de la paciente, Miriam Judith Martínez Paredes.

La mujer resaltó la coordinación entre las delegaciones de Sinaloa y Jalisco del IMSS para brindar atención oportuna a su bebé.

“Es hasta ahora, la bebé más pequeña que ha sido trasladada en ambulancia aérea desde la delegación Sinaloa del IMSS al Hospital de Pediatría de la delegación Jalisco”, expuso.

Abundó: “Cuando nos trasladamos vía aérea a Guadalajara, los paramédicos nos dijeron que era la bebé más chiquita que habían movilizado. Mi bebé llegó aquí con 649 gramos de peso y con una edad de 24 semanas de gestación”.

Se trata de Elisa Ovalle, quien nació en el Hospital General Regional (HGR) No. 1 de Culiacán, Sinaloa, el pasado 25 de marzo, luego de que a Miriam se le rompió la fuente y la bebé salió del cuerpo de su madre, lo que fue considerado un aborto espontáneo.

Miriam comparte que su historia es muy singular, debido a que no supo hasta este momento su condición de embarazo luego de casi cinco meses de gestación.

“Ni siquiera sabía que estaba embarazada porque tuve menstruación regular, estuve sana y sin ningún síntoma, el vientre no se me abultó y resulta que me agaché a recoger algo y me empezó a salir el líquido (de la fuente), y como era abundante mi esposo me dijo que fuéramos de inmediato al Seguro, y así fue como nació mi niña”, destacó.

Miriam es madre de dos niñas de nueve y cinco años de edad. Debido a la situación crítica que presentó porque perdió mucha sangre, tuvo que recibir 24 unidades de transfusión. La joven, de 28 años de edad cayó en coma por dos días y tras el nacimiento de Elisa, le fue practicada una histerectomía (retiro de la matriz).

“Conocí a Elisa seis días después y estuve hospitalizada 15 días, salí muy bien de todo, pero dada la gravedad extrema de ella, tuvimos que venir a Guadalajara, mi bebé tenía problemas muy severos para respirar y tuvo que ser intubada debido a que sus pulmones no maduraron y esto provocó también una falla cardíaca”, explicó.

El 8 de abril, Elisa fue hospitalizada en el Hospital de Pediatría y hace un mes se le practicó una cirugía de corazón.

Poco a poco, comenta su mamá, fue ganando peso, hasta llegar a dos kilos 125 gramos, tras valoraciones de distintas especialidades como oftalmología, se descartó que Elisa tenga alguna otra complicación derivada de la extrema prematurez en la que nació.

Miriam apoyada por su suegra, se mantuvo al cuidado de su hija, turnándose con su familiar debido a que ella continúa laborando en Culiacán en una tienda departamental, al igual que su esposo.

En cuanto a la alimentación, la bebé fue nutrida con leche de fórmula y Miriam le brindó también su leche materna, que resguarda en red fría para su conservación y administración.

Tras tres meses de internamiento en el Hospital de Pediatría, Elisa fue dada de alta y con el apoyo del nosocomio fue trasladada al HGR 1 de Sinaloa, para una evaluación final antes de enviarla a su domicilio.

“Estoy sumamente agradecida con la delegación IMSS de Sinaloa y con el Hospital de Pediatría del IMSS Jalisco. Se portaron excelente con nosotros, los médicos, las enfermeras, las trabajadoras sociales fueron unos ángeles”, dijo la madre.

Señaló: “Pasé momentos muy duros, pero también el platicar con otras mamás me ayudó mucho, aquí nos convertimos todos en una familia que nos apoyábamos mutuamente”.

También podría gustarte