Helsinki 1952, Joaquín Capilla único medallista y segunda al hilo

México, 29 Jul (Notimex).- Si bien en Londres 1948 debutó con una medalla de bronce, en Helsinki 1952 Joaquín Capilla fue el único medallista de la delegación mexicana y se adjudicó la plata con una lucha desde la plataforma de 10 metros.

Capilla y el estadounidense Sammy Lee protagonizaron un duelo desde los 10 metros en busca de ser el mejor. Desde los primeros saltos el mexicano mostró temple y con clavados elegantes poco a poco ascendió lugares tras ocupar el séptimo sitio en la ronda eliminatoria.

Ambos competidores se habían enfrentado en diversas justas previo a la cita olímpica de Finlandia. Sin embargo, en este evento el mexicano había iniciado mal. En un entrenamiento se fracturó la mano izquierda y debía buscar hacer algo para estar en la final.

Con el temple que siempre lo caracterizó, Capilla compitió con la dolencia en la mano y es más ejecutó su repertorio. Con el sabor amargo de haber terminado en cuarto sitio en los tres metros, en la plataforma estaba dispuesto a todo.

Su grandeza y los entrenamientos en el Deportivo Chapultepec, hicieron que el mexicano se enfrascara en un duelo con su eterno rival, el estadunidense Lee. El hawaiano llevó la prueba y en cada salto era mejor que el capitalino, sin embargo, el coraje de Capilla hizo que al final se quedará con la plata.

Lee sumó 156.28 puntos para el oro y Capilla contabilizó con 145.21 para la plata. El estadunidense cumplió con la advertencia de que le ganaría en los Juegos Olímpicos. El mexicano sumó la segunda medalla y comenzaba la leyenda. A su llegada a México fue recibido como héroe.

También podría gustarte